Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus frena pero no cancela los “sí, quiero”: la corporación ofició el pasado año casi dos a la semana

No es lo más ortodoxo, pero el COVID obliga. En las fotos de boda de 2020 al esmoquin, la camisa y la corbata, el vestido y el ramo de flores se sumó otra pieza poco habitual: la mascarilla quirúrgica. Ni la pandemia ni todo su carrusel de consecuencias, desde las económicas a las sociales, impidieron que el año pasado hubiese parejas que decidiesen darse el “sí quiero”.

Los datos que maneja el Concello dan buena cuenta de que la pandemia frenó pero no canceló los enlaces. A lo largo de 2020 el alcalde y los concejales oficiaron 88 matrimonios, algo más de uno y medio cada semana. No hubo mes sin boda. Ni siquiera durante lo más crudo del confinamiento. En abril el concejal de Facenda, Jaime Aneiros, ofició un enlace, en marzo se anotaron media docena y en mayo otros tantos. El mes con mayor volumen de actividad fue sin embargo septiembre, cuando se rondó la veintena.

Que en 2020 continuasen las bodas no significa que la pandemia pasase de puntillas por el calendario nupcial. Dos años antes, en 2018, el Concello había registrado 138 enlaces civiles, lo que muestra un descenso del 36%. Según los datos que maneja el Consistorio el volumen de celebraciones de años anteriores fue también mayor.

Lo que no ha cambiado es la opción mayoritaria de los novios y novias. A la hora de escoger quién debe oficiar la ceremonia la mayoría se decanta por el alcalde. En concreto, a lo largo de 2020 optaron por el primer edil el 51% de los novios. Caballero dirigió el enlace en 45 de los 88 casos. Le sigue en segundo lugar, aunque a bastante distancia, Uxía Blanco, que se encargó de oficiar la ceremonia en 17 ocasiones. En tercera posición, con ocho bodas, se sitúa Aneiros; en cuarto la edil del área de I+D y Dinamización Administrativa, Ana María Mejías, que acudió a media docena de esponsales. Completan el listado concejales del PSOE, Marea de Vigo y BNG. En concreto se encargaron de oficiar Abel Losada, Ángel Rivas, Elena Espinosa, Gorka Gómez, María José Caride, Oriana Méndez, Xabier P. Igrexas y Yolanda Aguiar.

Otra de las celebraciones que se mantuvo en 2020 pese al coronavirus, si bien es cierto que a un nivel casi testimonial, es el denominado bautizo civil, ceremonias durante las que se entrega a los niños la carta de ciudadanía. 2020 se cerró con media decena. Caballero participó en tres y Uxía Blanco en el par restante. Los bautizos civiles se ofician en el Concello de Vigo desde hace solo un par de años. Los primeras se organizaron de hecho hace ahora justo tres años, a finales de enero de 2018, cuando el alcalde concedió las primeras cartas en el Pazo Museo Quiñones de León. Ese año se dispensaron casi medio centenar. El de Vigo se sumó así a la lista de consistorios que desde 2004 lo han incorporado a sus servicios.

Compartir el artículo

stats