Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portela, sobre la aprobación del convenio concursal del Náutico: “Empezamos a navegar a velocidad de crucero”

El Real Club Náutico de Vigo atisba con más nitidez y “optimismo” su futuro tras la aprobación por parte del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en la ciudad olívica, de la propuesta de convenio presentada por la entidad centenaria para salir del proceso concursal al que se había visto abocado en el año 2016 como consecuencia de su comprometida situación financiera. Así lo detalla su presidente, José Antonio Portela, quien asegura que, una vez logrado este paso, la sociedad “estudia” los documentos para gestionar “con calma” los “muchos matices” que hay para trazar una hoja de ruta.

“El Náutico está encantado de haber terminado por fin este ciclo. La ratificación del juez implica la normalización del club y la plena autonomía, puesto que ya no depende del administrador concursal. La entidad está en una situación justa, pero hay optimismo; tenemos todo negociado. La solución a muchos años de crisis está ahí, saldremos adelante, eso está seguro”, cita.

Dos meses después de renovar al frente de la presidencia, Portela detalla que “ya se están tomando medidas” para mejorar el funcionamiento de la entidad viguesa a pesar de las limitaciones impuestas por el COVID-19 en la cafetería o en los campeonatos: “Cada directivo está actualizándose y poniéndose al día. Con la aprobación del convenio, el club empieza a navegar a velocidad de crucero. Ahora, debemos desarrollar los planes que están encima de la mesa con el objetivo de aumentar la masa social”.

Para lograr este ambicioso propósito, el representante de la entidad viguesa tiene claro que uno de los pilares debe ser mejorar las instalaciones y transmitir a los ciudadanos que el club ofrece actividades y espacios “seguros” en tiempos de pandemia: “Negociamos la compra de barcos nuevos para que los menores que se inician en la vela los disfruten. También queremos renovar las pistas de pádel y tenis, y estamos sustituyendo las máquinas obsoletas del gimnasio por otras más modernas. Vamos a analizar sección por sección, comprobar qué podemos hacer dentro de nuestras limitaciones económicas para reforzar la oferta y comunicarle al socio que el club ya está bien”.

El acuerdo al que se comprometió la institución contempla una quita del 70% y un plan de pagos a 10 años. El club tiene la obligación de informar al juzgado cada seis meses acerca de su cumplimiento.

Compartir el artículo

stats