Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juez aprueba el convenio del Náutico y da vía libre al plan de pagos a acreedores

El presidente del Náutico (centro), con su abogado y el administrador concursal en el juzgado. |   // R.G.

El presidente del Náutico (centro), con su abogado y el administrador concursal en el juzgado. | // R.G.

El 16 de septiembre de 2020 el Real Club Náutico de Vigo daba el primer paso firme para salir del proceso concursal al que se había visto abocado en 2016 como consecuencia de su difícil situación financiera. Aquel día se celebraba en sede judicial la junta de acreedores en la que salió adelante la propuesta de convenio presentada por la emblemática entidad. Pero faltaba la resolución judicial que diese validez jurídica a la misma. Y esa sentencia llegó ayer. Un fallo del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en la ciudad olívica, en el que se aprueba y otorga eficacia a dicha propuesta de convenio. Con este importante pronunciamiento, cesan “todos los efectos” de la declaración de concurso y cesa también en su cargo el administrador concursal, que durante todo este tiempo se encargó de supervisar la actividad y contabilidad del club.

La sentencia tiene ya fecha del pasado 7 de diciembre, pero fue notificada ayer a las partes. El magistrado Sergio Burguillo –que recientemente cesó en este juzgado debido a su traslado a otro tribunal de Madrid– aprueba la propuesta de convenio, lo que permita, una vez dicho fallo sea firme, arrancar el plan de pagos al que se ha comprometido el Náutico, que contempla una quita de un 70% y un período de una década para el abono de las deudas.

“La resolución que se acaba de conocer supone que el proceso concursal de esta institución ha sido un éxito; el club asegura su supervivencia y sale fortalecido con un plan de pagos que acometerá en una mejor situación de la que tenía cuando en 2016 se declaró el concurso”, afirma Tomás Santodomingo, el abogado vigués que durante todo este tiempo ejerció como administrador concursal de la entidad de As Avenidas, un cargo en el que ahora cesará, decayendo con ello la supervisión que ejercía sobre la institución, que queda libre de este control.

Condiciones

En la junta de septiembre se adhirieron una docena de acreedores que representan el 67,23% del importe total del pasivo ordinario, entre ellos el principal, Abanca: es decir, a los que se adeuda 1,7 millones de euros de los 2,5 a los que asciende la cuantía. Los pagos se materializarán con una quita del 70% sin que devengue interés y durante un período de diez años en el caso de los acreedores con créditos superiores a los 5.000 euros. Para aquellos en los que esta cifra sea inferior, tras la oportuna quita el Náutico abonará íntegramente la cantidad adeudada en un plazo de tres meses desde que la sentencia notificada ayer sea firme.

En dicha resolución el juez argumenta sobre el club presidido por José Antonio Portela que procede aprobar el convenio dado que, transcurrido el plazo previsto, no se formuló ninguna oposición. Además, concurre una adhesión mayoritaria de acreedores, “en porcentaje superior” al exigido por la ley y se cumplieron las “formalidades legales”. La entidad deberá informar al juzgado sobre el cumplimiento del plan aprobado con una periodicidad de seis meses. Contra la sentencia cabe todavía recurso, aunque éste parece improbable.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats