El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha suspendido todas sus operaciones la noche de este viernes debido a la acumulación de nieve en las pistas y las condiciones meteorológicas adversas derivadas de los efectos de la borrasca Filomena. Entre los vuelos afectados se encuentra el vuelo UX7319/AEA7319 de Air Europa, que ha tenido que regresar al aeropuerto vigués de Peinador alrededor de las 22.00 horas.

Aena informó sobre las 21.30 horas de la paralización de todas las operaciones de aterrizaje y despegue de aviones "por seguridad" hasta que mejoren las condiciones de visibilidad.

En un apunte en su cuenta oficial de Twitter, el gestor aeroportuario ha explicado que está llevando a cabo labores de limpieza de pistas por acumulación de nieve para recuperar la operativa lo antes posible.

La decisión de Aena se ha producido después de que Enaire, organismo encargado del control del tráfico aéreo, decidiese empezar a aplicar el procedimiento de desvíos, en torno a las 21.15 horas, por la mala visibilidad debido a la borrasca.

Entre los vuelos que finalmente no quedaron atrapados se encuentra el que llevó al Real Madrid a Pamplona para jugar este sábado contra el Osasuna, que finalmente despegó 3 horas después de lo previsto. Por el contrario, el avión en el que el Athletic Club se dirigía a Madrid tuvo que dar la vuelta y regresar a Bilbao.

Las fuentes consultadas señalan que este viernes, hasta que se han empezado a desviar los vuelos, ha sido posible operar 350 salidas y llegadas gracias a la limpieza de las pistas.