Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un patrimonio natural por descubrir

El Grupo de Estudo do Medio Mariño edita el catálogo de esponjas más completo de la Península, con 219 especies y 528 fotos, gracias a una campaña de mecenazgo en activo

Publicación del libro-guía: Esponjas del litoral de Galicia Jacinto Pérez Dieste / Bruno Almón Pazos

No son fáciles de estudiar e identificar y esta complejidad mantiene a las esponjas en el anonimato. Una laguna que choca con su amplia distribución y con las importantes funciones que cumplen como alimento y resguardo de otros animales, además de constituir excelentes bioindicadores por su carácter filtrador. Gracias a una campaña de micromecenazgo que continúa activa, el catálogo más completo de estos invertebrados verá luz en breve con un total de 219 especies identificadas a lo largo del litoral gallego y detalladas fichas para cada una de ellas que incluyen desde datos sobre su forma, textura o color hasta cómo huelen en su medio.

Bruno Almón, biólogo marino del Oceanográfico de Vigo, y Jacinto Pérez, buzo profesional e instructor, son los autores del mayor censo de esponjas realizado hasta el momento en la Península. Ambos son miembros del Grupo de Estudo do Medio Mariño (GEMM), que suma una década estudiando y catalogando la fauna marina de Galicia, y su objetivo es poner en valor la importancia y el papel ecológico de estos curiosos animales.

“En GEMM analizamos la fauna en el laboratorio pero hacemos mayor hincapié en el estudio en vivo. Una vez que cuentas con suficiente información es posible saber ante qué animal estás sin necesidad de extraerlo de su medio. Hace años se decía que identificar a una esponja a través de una foto era imposible. Es difícil, pero sí se puede hacer”, defiende Almón.

Por eso la guía “Fauna Marina Atlántica. Esponjas del Litoral de Galicia” ofrece los detalles necesarios y 528 fotografías a todo color para que cualquier persona pueda determinar correctamente las distintas especies. Ambos expertos incluso han elaborado sencillos protocolos para estudiar sus espículas (fragmentos del esqueleto) cuando la observación no sea suficiente.

“Cuantas más personas estén habituadas con la fauna habitual más fácil será detectar cualquier cambio que se produzca en los hábitats”, destaca Almón.

  • Polymastia boletiformis

    De color amarillo anaranjado, la especie se extiende por las costas atlánticas y llega al Mediterráneo.

El trabajo incluye especies que habitan desde las rocas de las playas hasta los fondos a 40 metros de profundidad, incluso un poco más lejos. Y , a pesar de ser el más ambicioso hasta la fecha, no representa “ni la mitad” de la gran biodiversidad de esponjas en aguas gallegas: “Nos centramos en las que tienen una estructura tridimensional y son más fáciles de observar, pero no incluimos a las incrustantes, sobre las que está todo por hacer”.

“Es un primer compendio de todo el trabajo acumulado en GEMM y el proyecto no termina porque se irá actualizando con nuevas especies. Aún así, es el más completo a día de hoy porque se han publicado otras guías o catálogos pero no con este rango de profundidad ni en un zona geográfica tan amplia. Ni siquiera en la literatura científica hay un listado tan amplio”, subraya Almón.

  • Haliclona simulans

    Fotografía de la esponja creciendo sobre el techo de una grieta rocosa.

Paradójicamente, las esponjas o poríferos son uno de los grupos con mayor presencia en todos los hábitats marinos del mundo, donde cumple un destacado papel como alimento de otros animales y refugio de juveniles.

“También son filtradoras de agua y por eso son excelentes bioindicadores de cualquier cambio que se produzca. Si mueren, se reducen las colonias o cambian las especies es porque se ha producido alguna alteración. Y además se están extrayendo de ellas muchas sustancias bioactivas con aplicación farmacéutica”, añade Bruno Almón sobre el potencial de los poríferos.

La campaña de micromecenazgo se desarrolla en la plataforma de la Fundación Goteo. Hasta ayer, la cantidad aportada por los 313 cofinanciadores ascendía a 5.501 euros. “Durante los primeros 40 días superamos la cantidad mínima, que era de 4.700 euros y, de forma automática, nos concedieron otros 40 para alcanzar la óptima, que es de 6.300. Nos hubiera gustado entregar los libros para Reyes pero debido a esta ampliación no hemos podido”, lamenta Almón.

  • Haliclona rosea

    La imagen muestra a un nudibranquio Atagema gibba alimentándose de la esponja.

En cualquier caso, los más rezagados con los regalos todavía disponen de 17 días, incluido el de hoy, para conseguir uno de los ejemplares. Cada uno de ellos llevará el nombre de todos los mecenas que han hecho posible el proyecto y empezarán a ser repartidos la última semana de enero.

La guía de las esponjas no será la última obra sobre los tesoros naturales de los fondos gallegos. Bruno Almón y sus compañeros de GEMM aspiran a completar una serie con los diferentes grupos de fauna y ya están preparando el libro sobre los cnidarios, que engloba a medusas y anémonas.

“La idea es buscar otras vías de financiación para no seguir abusando del mecenazgo. Ya nos hemos puesto en contacto con la Xunta y tiene interés en alguna de las obras en las que estamos trabajando. Lo ideal es que un organismo público dé a conocer este tipo de estudios y ponga los resultados a disposición de todo el mundo”, señala Almón.

  • Haliclona (Rhizoniera) viscosa

    Crece sobre una pequeña piedra y forma un pequeño ecosistema sobre un fondo arenoso.

El biólogo marino, buceador deportivo desde hace más de 20 años, ha trabajado en los centros del Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Vigo, Canarias y Cádiz. Tras desarrollar su labor en el ámbito de los ecosistemas marinos vulnerables y el impacto de la pesca en los invertebrados, actualmente forma parte del departamento de Pesquerías Lejanas en cabo Estai.

Por su parte, Jacinto Pérez ha compaginado su profesión de instructor y propietario de una empresa de buceo con el estudio y la catalogación de la fauna marina de Galicia.

La asociación GEMM ha participado en libros como la Guía de los Moluscos Marinos de Galicia o el Inventario de la biodiversidad marina de Galicia.

  • “Es el trabajo más amplio, pero se irá actualizando, no termina”

    Bruno Almón - Biólogo marino del IEO de Vigo y coautor

Fotos: Jacinto Pérez y Bruno Almón

Compartir el artículo

stats