Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cuevas de O Folón, un singular refugio de fauna

El primer estudio sobre las poblaciones que habitan en las grutas revela una biodiversidad única y la presencia de 12 especies descritas por primera vez en Galicia y en la provincia de Pontevedra

Adolfo Cordero y Adrián Moreira, durante una de sus incursiones en las cuevas

El ingeniero forestal Adrián Moreira realizó sus primeras incursiones en O Folón siendo adolescente. Él y su amigo Adri, para quienes la naturaleza fue durante años su “parque de juegos” , se ataban a una cuerda y recorrían las grutas en busca de aventuras. Todavía no se imaginaba que aquellas cuevas situadas a 5 minutos de su casa de Fragoselo, en la parroquia de Coruxo, atesoraban una fauna singular que él acabaría dando a conocer con ayuda del catedrático de Ecología de la UVigo Adolfo Cordero y de especialistas de varias universidades españolas. Su estudio, el primero sobre las poblaciones subterráneas de animales en estas cavernas, revela una biodiversidad única y describe la presencia de un total de 12 especies de milpiés, ciempiés, arácnidos e insectos por primera vez en Galicia o en la provincia de Pontevedra.

Aunque carecen de cualquier tipo de protección, las cuevas graníticas de O Folón están entre las más grandes del mundo conocidas. Albergan una “compleja y amplia red” de cavidades y galerías de casi un kilómetro de longitud que se adentran hasta los 34 metros de profundidad. Y por ellas circula el arroyo de A Rega, que llega a formar una cascada.

Moreira presentó el primer estudio faunístico como trabajo fin de grado tutorizado por Adolfo Cordero en 2016 y ambos siguieron después ampliando los muestreos en las grutas y los hallazgos hasta el año pasado. La investigación recoge, en total, 171 especímenes, 141 identificados hasta el género y 115 hasta la especie.

“No había nada publicado sobre la fauna de las cuevas, solo algún trabajo sobre geología del Club Espeleolóxico Mauxo y también de restos de vasijas. Por tanto, era fácil encontrar cosas nuevas, pero no esperábamos que fuesen tantas. Cada vez que confirmábamos que era la primera cita de Galicia saltaba de alegría”, reconoce entre risas.

11

Un tesoro natural bajo tierra para gozar (y proteger) Coruxo Adolfo Cordero y Adrián Moreira

Los ejemplares fueron recogidos con muestreos manuales ( 84%) y con trampas pitfall o de caída. En total, Moreira y Cordero realizaron 18 expediciones entre 2015 y 2020 y en diferentes épocas del año, lo que reveló cambios en las distintas poblaciones.

Uno de los hallazgos de mayor interés es el platidésmido Dolistenus iberoalbus, una especie descrita recientemente (2015) y sobre la que apenas se conoce su biología, por lo que sus abundantes registros en O Folón aportan una interesante información.

Los ciempiés Lithobius schubarti y Lithobius validus se describen por primera vez en Galicia y Pontevedra, respectivamente. L. schubarti nunca se había registrado fuera de la Cordillera Cantábrica. Y el segundo, solo se había detectado hasta ahora en la Sima del Caldeiro, en Lugo, por lo que la cita de O Folón sería la segunda en nuestra comunidad.

Los autores del trabajo también hallaron una hembra del milpiés Oxidus gracilis, una especie exótica invasora, que está muy ligada a la actividad humana.

En las cuevas de Coruxo habitan además varias especies de arácnidos. La araña Meta menardi es la primera vez que se cita en Galicia. Y el opilión Nemastomella dentipatellae, en Pontevedra.

La clase mejor representada es la de los insectos, con 78 ejemplares localizados pertenecientes a 7 órdenes. Y tampoco había sido detectada hasta ahora en la provincia la especie Stenophylax sequax, ni tampoco otras cinco de estafilínidos, la familia más grande de escarabajos.

Durante las incursiones también se observaron individuos de sapo común, tanto larvas en el arroyo como adultos en una de las entradas, y dos especies de murciélagos.

La identificación de todos los ejemplares fue posible gracias a la colaboración de especialistas de varias universidades españolas (Vigo, Alcalá, Complutense, Barcelona y País Vasco, entre otras) y de la suiza de Basel, así como de otros expertos de asociaciones o grupos de espeleología.

El estudio aparece en la monografía “40 años sin Félix. Homenaje al Dr. Rodríguez de la Fuente”, prologado por su hija Odile y editado por la Sociedad Entomológica Aragonesa el pasado noviembre. “Yo nací en el año 90 pero he visto más de un documental de los suyos. Publicar en un libro que le rinde tributo tiene su parte emocional”, destaca Moreira.

“Carecen de protección y sufren vandalismo; deberían tenerlo en cuenta las autoridades”

decoration

Los resultados refrendan que las cuevas de O Folón albergan un ecosistema excepcional, pero los autores también advierten del peligro de deterioro. Las incursiones revelaron pintadas muy recientes, botellas y envases de plástico que fueron arrastrados por el arroyo e incluso colillas en una de las trampas situadas en una zona bastante inaccesible. “Tenemos un lugar único con una biodiversidad única. Es un patrimonio natural de todos, pero carece de protección y sufre vandalismo. Es una pena y algo que deberían tener en cuenta las autoridades”, reclama Adrián Moreira.

Actualmente, cursa el máster en Biodiversidad Terrestre de la UVigo y, como trabajo final, presentará un estudio faunístico que incluirá O Folón pero que se ampliará a los hábitats de las cuevas de A Trapa, que se encuentran entre el Galiñeiro y el monte Aloia. “Ojalá aparezcan también novedades”, comenta.

Dolistenus iberoalbus fue descrita recientemente. Carece de pigmentación y de ojos.

Propuesta para ser declaradas Bien de Interés Local

Adrián Moreira planteó su trabajo fin de grado como una propuesta para declarar las cuevas de O Folón como Bien de Interés Local (BIL), destacando sus valores naturales y aportando ideas para su conservación. “Nos pusimos varias veces en contacto con el Concello, primero con Chus Lago y después, a raíz del reciente artículo, con Nuria Rodríguez, pero nunca supe nada más. Estamos un poco decepcionados porque tenemos algo que es único, con muchas especies descritas por primera vez. Y que no interese llama la atención”, lamenta.

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas Adolfo Cordero y Adrián Moreira

En sus investigaciones, Moreira puede combinar su pasión por la naturaleza y también por el deporte de aventura, pues es deportista gallego de alto nivel en Orientación y compite a nivel nacional e internacional. También está federado en Montaña y practica barranquismo. En 2019, formó parte del equipo gallego que obtuvo la tercera posición en la Expedition India, una de las pruebas de aventura más duras de todo el mundo.

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas Adolfo Cordero y Adrián Moreira

Lamentables actos de vandalismo

A pesar de que el acceso implica riesgos, pintadas, colillas y envases de plástico amenazan el rico ecosistema de las cuevas de O Folón, para las que los autores del trabajo reclaman protección. La extracción de bloques de granito e incendios como los de 2017 también constituyen un riesgo potencial. 

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas

Lamentables actos de vandalismo en las cuevas Adolfo Cordero y Adrián Moreira

Explosión de color en la oscuridad más absoluta. 

Explosión de color en la oscuridad más absoluta. Las cavernas de O Folón fueron utilizadas por el hombre desde el inicio del Neolítico hasta la época medieval. La estabilidad térmica y la elevada humedad facilitan el desarrollo de interesantes formaciones minerales, incluyendo espeleotemas “de gran interés”.

Belleza cavernícola Adolfo Cordero y Adrián Moreira

Las grutas permanecen en completa oscuridad, pero ante la cámara exhiben todo su colorido como demuestran estas imágenes. Además el arroyo de A Rega forma una cascada.

El arroyo de A Rega Adolfo Cordero y Adrián Moreira

Compartir el artículo

stats