Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo, urbe más motorizada de Galicia: suma 65 coches y motos por cada cien habitantes

La DGT contabiliza 181.400 turismos y motocicletas, un 24% más que en 2000 | El bum de las dos ruedas, decisivo: Vigo suma más motos que A Coruña, Pontevedra y Ourense juntas

Vigo es la capital gallega de la automoción. A nivel económico gracias al peso que juegan PSA y sus auxiliares en las finanzas de la comarca. Y también, en igual medida, en la esfera social. En Vigo hay matriculados más vehículos que en cualquier otra ciudad de Galicia. En términos absolutos, algo lógico al ser Vigo el municipio más poblado de todo el noroeste peninsular; pero también relativos. Según los datos de octubre de la DGT en la ciudad hay matriculados 193.100 turismos, motos y ciclomotores, lo que dejaría –si se toma como referencia el último padrón oficial del INE, correspondiente a 2019– un saldo de 65,4 por cada cien habitantes. El dato supera al resto de urbes de la comunidad. De hecho solo se aproxima Ferrol, con un 64,2. A Coruña, donde la DGT contabiliza 129.200 turismos, motocicletas y ciclomotores, la tasa se situaría en 52,6 por cada cien vecinos.

En la proporción de vehículos por habitante influyen factores como el tamaño del municipio, la dispersión de sus vecinos y empresas o lo articulado que esté el transporte público, por ejemplo. En el caso de Vigo hay otro factor igual de importante: el bum motero que ha experimentado la ciudad en los últimos años. La DGT registraba en octubre 29.100 motocicletas matriculadas en Vigo, lo que supone el 13% de todo el parque móvil local, en el que se incluyen también furgonetas, camiones, autobuses e incluso remolques y tractores industriales. En A Coruña y Ourense las motocicletas suponen cerca del 8%, en Lugo el 7% y en Santiago el 6%.

Tanto ha crecido el parque de motocicletas de Vigo –no así el de ciclomotores, de menor cilindrada, y cuyo censo cae en la ciudad de forma constante desde hace tiempo– que a día de hoy la ciudad suma casi tantas como el resto de urbes de Galicia. Con casi 29.100 suma más que A Coruña (11.400), Pontevedra (5.600), Ourense (5.700) y Lugo (5.200) juntos. Si se echa la vista atrás en el histórico de la DGT el aumento es también considerable. En 2010 Tráfico tenía anotadas 20.800 motos en la ciudad, lo que revela un alza de cerca del 40% en cuestión de una década.

Detrás de ese alza hay varios factores: su coste, más económico que el de un turismo, su agilidad para desplazarse por ciudad y las ventajas a la hora de aparcar. Desde el propio Concello se ha incentivado su uso en los últimos años con una política tributaria atractiva y la instalación de pasos adelantados, carriles específicos para motos o la mejora de los guardarraíles.

En noviembre, de hecho, el Concello avanzaba sus planes de extender las barreras protectoras para motoristas a medio centenar de puntos repartidos por Vigo, lo que sumaría aproximadamente 3,9 kilómetros de quitamiedos especiales que reducen el peligro para los pilotos en caso de caída. El objetivo: mejorar la seguridad de los conductores, que insisten desde hace años en el riesgo de que siga habiendo en las calles guardarraíles metálicos sin protecciones.

No solo las dos ruedas han ganado terreno en Vigo. A lo largo de los últimos años ha aumentado también el número de coches. 152.275 están registrados en la ciudad según los últimos datos de la DGT, lo que marcaría su volumen más alto en años. En el caso de las cuatro ruedas el récord queda lejos, sin embargo. Según el Instituto Galego de Estatística (IGE) en 2008, antes de la crisis económica, se superaban en Vigo los 155.000 coches.

Censo total

El censo total de Tráfico incluye también otro tipo de vehículos, como camiones de diferentes tamaños y ejes, buses, remolques y semirremolques o furgonetas. En el cómputo total Vigo suma 207.600 matriculas. Las diferencias con respecto a otras urbes de Galicia se acortan en ese capítulo. Los 73,1 vehículos cada cien vecinos de Vigo quedarían superados de hecho por Lugo, donde el dato es algo mayor.

La convivencia de vehículos y peatones es una de las claves en las ciudades del siglo XXI. Para mejorarla se han planteado medidas como aparcamientos disuasorios en los accesos de las urbes o reducir la velocidad máxima. En el caso de Vigo el Concello está inmerso por ejemplo en la peatonalización de Porta do Sol, donde se soterrará el tráfico, y ha abierto carriles bici.

El reparto a domicilio eleva en más de un millar el parque de furgonetas local en una década

El alza de las compras online tiene un efecto muy visible a pie de calle: un aumento de las furgonetas que se encargan del reparto de paquetes. En octubre la DGT contabilizaba en Vigo casi 8.800 vehículos de este tipo, varios cientos más que el año pasado y cerca de un millar más que hace solo una década. En 2013, por ejemplo, los técnicos de Tráfico anotaban en Vigo 7.500. En total, camiones y furgonetas suman 18.300 matrículas, según los datos de la DGT, ligeramente por encima del registro de finales del año pasado. Aunque el dato supera al de 2018 o 2017, sigue lejos de los máximos que se alcanzaron antes de la crisis económica, cuando se llegaron a rozar los 20.000 vehículos. Las tablas del Instituto Galego de Estatística (IGE) muestran que en 2008 se superaron los 19.700. A partir de ese año la tendencia fue decreciente –con algunas oscilaciones– hasta el año 2017, cuando empezó a recuperarse. Los últimos datos de la DGT reflejan que en Vigo hay censados alrededor de 8.00 camiones de menos de 3.500 kilogramos y 1.600 que superan ese peso. El padrón local lo completan 245 autobuses, 710 remolques, cerca de un millar de semirremolques y 657 tractores. Los datos dejan otra lectura: el reducido peso que tienen aún los vehículos eléctricos. De los 152.300 turismos, solo 245 son de este tipo.

Compartir el artículo

stats