A pocos días de la llegada de Papá Noel a los hogares vigueses, el alcalde Abel Caballero aprovechó ayer para saludarlo y darle la bienvenida en su casita de Policarpo Sanz. Las niñas y niños ya pueden pedirle sus regalos, aunque desde la distancia. Ayer, ya se registraban colas para que los más pequeños saludasen al personaje navideño.