Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cunqueiro recupera cirugías derivadas al Meixoeiro al bajar los críticos con COVID

Cirugía General prevé trasladar la próxima semana a Beade el equipo que llevó a Puxeiros para operaciones mayores | El Sergas analizará la evolución para seguir con otros servicios

Voluntarios del Concello de Vigo reparten estos días un total de 10.000 de estos elementos de protección en las inmediaciones de mercados de abastos. Ayer estuvieron a las puertas de los del Calvario, Teis, Bouzas y Cabral y el miércoles lo harán en Travesas, Progreso, Berbés y, nuevamente, en el Calvario. Otras 30.000 unidades de estas mascarillas cedidas por el Gobierno se entregarán a colectivos vulnerables y 5.000, a asociaciones de mayores. MARTA G. BREA

Cuando la pandemia por el nuevo coronavirus sube la presión asistencial en los hospitales, estos reordenan el resto de su actividad para tener disponibles camas en planta y en unidades de críticos. En el pico de la primera ola el Hospital Álvaro Cunqueiro suspendió todas las operaciones no urgentes ni prioritarias. En la segunda, con más experiencia y mejor previsión, el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) ha intentado preservar toda la actividad quirúrgica posible. Una de los recursos que ha utilizado para ello es desplazar al Meixoeiro, un centro que el Sergas ha querido mantener libre de COVID, todas las operaciones que ha podido. Entre ellas, algunas de Cirugía General. Superado el mayor pico de pacientes infectados en UCI, los quirófanos de Beade prevén ir recuperando esa actividad desplazada a Puxeiros. El primer servicio en hacerlo es Cirugía General.

“Esta es la última semana que tenemos en el Meixoeiro un poco más de actividad quirúrgica de lo habitual. En enero, previsiblemente, volveremos a tener actividad normal en el Cunqueiro”, cuenta la jefa del servicio, la doctora Raquel Sánchez Santos. Siempre que la situación epidemiológica no empeore y “venga una tercera ola, que no se descarta”. La Dirección del Área Sanitaria de Vigo señala que, por el momento, aún no se ha decidido qué hacer con el resto de operaciones de otros servicios desplazadas a la espera de ver “cómo evoluciona la hospitalización COVID y los críticos”.

“Esta es la última semana que tenemos en el Meixoeiro un poco más de actividad quirúrgica de lo habitual"

Raquel Sánchez Santos - Jefa del servicio de Cirugía General

decoration

Cirugía General desarrolla durante todo el año actividad quirúrgica en el hospital de Puxeiros en su unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria –sin ingreso– y de corta estancia –de uno a tres días–. Cuenta que, en la pasada primavera y en la segunda ola, han “trasladado algunas cirugías mayores aquí para reducir la presión de ingresos” del complejo de Beade. “Trasladamos parte del equipamiento al Meixoeiro para poder seguir operando pacientes y no tener que suspender ninguna intervención y tener más espacio libre en el Cunqueiro cuando hubo más crecimiento de críticos”, detalla.

“Lo bueno del Chuvi es que al tener al Meixoeiro como recurso nos ha permitido no tener que suspender apenas intervenciones y hemos podido mantener una actividad quirúrgica más o menos normal”, destaca la cirujana, en referencia a la segunda ola.

Después de tres meses de verano con las UCI despejadas de COVID y menos de una decena de infectados al mismo tiempo en las plantas de los hospitales vigueses, en septiembre empezó a subir la presión y, a mediados de octubre, se disparó. El pico de ingresos llegó el 15 de noviembre, con 107, y el de contagiados que requieren cuidados críticos, un día antes, con 26. El viernes había alrededor de la mitad: 57 hospitalizados –36 en el Cunqueiro, 20 en Povisa y uno en Vithas Fátima– y 12 de ellos en UCI –6 en Beade, cinco en el centro de la calle Salamanca y el único de Vía Norte–.

Cuando la expansión del virus volvió a coger ritmo, a finales de octubre, la Dirección del Área Sanitaria de Vigo empezó por suspender las operaciones que realizaba de tarde con horas extra del personal. Después trasladó actividad de distintos servicios al Meixoeiro, como el de Cirugía General o Plástica. Cuando esperaba lo peor, ya en noviembre, pasó a cerrar quirófanos en el Álvaro Cunqueiro, programando menos actividad ordinaria.

80 cirugías al día

El Chuvi ha operado en la última semana a una media de 79 personas al día de forma programada, cuando en diciembre del año pasado –según la memoria anual del Área Sanitaria de Vigo– rondó las 116 intervenciones. Es casi un tercio menos –un 31,9%, en concreto–.

El traslado de actividad del Cunqueiro al Meixoeiro también está cambiando la proporción de cirugías con y sin ingreso. Estas últimas, que se realizan casi todas en Puxeiros, se habían convertido en las mayoritarias en los últimos años. En diciembre de 2019, representaban dos tercios de las totales. En la última semana fueron menos de un 40% de las cirugías programadas.

Compartir el artículo

stats