Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de Porta do Sol se extiende con la rehabilitación de edificios históricos del entorno

El Concello autoriza obras en la esquina con Carral | Se suma a las aprobadas o ejecutadas en Príncipe, Elduayen y Praza da Princesa

El inmueble, situado en el número 4 de Porta do Sol.

El inmueble, situado en el número 4 de Porta do Sol. MARTA G. BREA

El “kilómetro cero” de la ciudad pisa el acelerador con la vista fija en una meta que el Concello recalca desde hace tiempo: convertir Porta do Sol en la gran plaza pública de la que disfrutan la mayor parte de urbes –Plaza Cataluña en Barcelona, Puerta de Sol en Madrid o María Pita en A Coruña, por ejemplo– y de la que ahora carece Vigo. Los cambios en el entorno del Sireno se suceden desde hace años. Entre 2014 y 2018 el Concello instaló varios tramos de escaleras mecánicas que suben hacia Abeleira Menéndez y plantea ya una nueva rampa en Carral, ha creado nuevas zonas ajardinadas e incluso colocó allí en 2015 una de las piezas del paisaje vigués con más selfies y memes a sus espaldas, el Dinoseto, reubicado de forma temporal en la Alameda. En marcha tiene además un ambicioso proyecto para peatonalizar la plaza y soterrar el tráfico. Si se amplía un poco más el foco en esa ola de mejoras se incluyen la inauguración de la Pinacoteca Fernández del Riego en 2011, a tiro de piedra del Sireno; o las rehabilitaciones impulsadas por el Consorcio Casco Vello en la zona, tanto en la parte baja como alta.

La iniciativa pública no es sin embargo la única que se ha fijado en Porta do Sol. Su ubicación, el músculo comercial de Príncipe y el potencial turístico del Casco Vello está despertando también el interés de las promotoras privadas. El Concello acaba de dar luz verde a la rehabilitación de uno de los edificios de la plaza, el situado en el nº 4, justo en la esquina con Carral. La licencia la solicita Amade S.L. y plantea obras de reforma con un presupuesto de 677.340 euros.

En concreto, se actuará en el acceso al portal, la primera y segunda planta y el ático, entre las que se habilitarán siete viviendas y se sumará una superficie total construida de 906,34 metros cuadrados. El proyecto básico de reforma –recoge la licencia– no prevé intervenir en los espacios comerciales. En la planta baja se recolocarán las escaleras con el objetivo de instalar un ascensor, pero sin intervenir en los bajos, que seguirán manteniendo su actividad. A pie de calle hay varios negocios operativos. Entre ellos una farmacia.

“La intervención propuesta no interviene en los bajos comerciales. En la planta baja se interviene solo en el portal y zonas comunes”, recalca el proyecto, que incide en que la promoción no tiene vínculo alguno con los negocios situados en la parte baja del inmueble.

El edificio, al lado de El Moderno, en una imagen de archivo. FARO

Lo que sí detalla es el valor histórico y arquitectónico del bloque, de estilo ecléctico academicista. Su expediente inicial, –titulado “Casa en la calle Antequera y bajada al Desengaño, de D. Leopoldo Arnand y Gomes”– data de 1892 y lo firma el arquitecto Alejandro Sesmero. En el Catastro se detalla que la construcción es de 1900. El inmueble está catalogado y tiene elementos protegidos, como la fachada, galerías, balcones o barandillas.

Hace solo unas semanas el departamento de Urbanismo autorizaba también otra rehabilitación a escasos cien metros, en el bloque situado entre el número 7 de la calle Elduayen y 1 de Argüelles. Su objetivo es el mismo: habilitar viviendas –cuatro, en total; además de un bajo comercial– en uno de los puntos más céntricos de Vigo y en pleno corazón del Casco Vello, que ha protagonizado a su vez un cambio radical desde la creación de su consorcio público en 2005. En el caso del edificio de la confluencia de Elduayen la reforma está presupuestada en 325.000 euros. En Praza da Princesa el Concello prevé también renovar el centro municipal de servicios sociales –en el número 7– con una inversión total que ronda los 640.000 euros.

4

Así será la nueva Porta do Sol de Vigo

No son los únicos edificios que renacen a los pies del Sireno. En 2017 se puso en marcha la reforma de otro de los inmuebles de la plaza, en la entrada de Príncipe: el bautizado como edifico Stella. A diferencia de los inmuebles de viviendas de Argüelles o Carral, el rehabilitado por la promotora Faneca Brava plantea su aprovechamiento comercial. A lo largo de Príncipe se extienden también otras promociones, como la del edificio Romero o la que acaba de recibir el ok de Urbanismo para el inmueble del número 25, construido en 1863 y que lleva años abandonado.

El cambio de mayor calado en la zona vendrá sin embargo de la mano del Concello, que ya ha iniciado los trabajos para peatonalizar la plaza y habilitar un amplio espacio con un escenario, una réplica ajardinada de las Islas Cíes, fuentes y mobiliario. Una de sus piezas clave será el túnel de 550 metros entre Policarpo Sanz y Torrecedeira y que permitirá canalizar el paso de vehículos, lo que permitirá ganar a su vez 13.000 m2 para peatones entre Porta do Sol y Paseo de Alfonso.

Compartir el artículo

stats