El Concello de Vigo sufraga el alojamiento de un total de 79 personas sin hogar, según los datos municipales hasta mediodía de ayer miércoles. De ellos, 35 ocupan la totalidad de plazas del albergue Marqués de Valterra y otros doce están en el de la Fundación Santa Cruz. Los 33 restantes se alojan en hostales o pensiones, según el balance realizado por el alcalde, Abel Caballero. En los últimos días, el Concello ha constatado un “efecto llamada” con la llegada de “sin techo” de otros municipios, como Ferrol o Santiago. El alcalde dijo ayer que acepta y asume este “efecto llamada” y se mantendrá el programa municipal de realojos para que “todos los que quieran dormir bajo techo lo puedan hacer”. En este sentido, comentó que seis personas que viven en la calle “no quieren” entrar en este plan del Concello “pero se les atiende con comida y atención” durante la noche.

La evolución de este programa fue comentado ayer por el regidor después de informar de diversas obras municipales que hoy aprueba la junta de gobierno. Una de ellas es la instalación de cubiertas en los colegios Balaídos y Pintor Laxeiro, por un importe total de más de 600.000 euros en convenio con la Diputación. Con los remanentes se reservan otros 700.000 euros para afrontar el mismo proyecto en los colegios Frián-Teis y Villalaura. Así, las cuatro se sumarán a las cinco cubiertas ya realizadas por el Concello en García Barbón, Canicouva, Virxe do Rocío, Castelao y Carballal.

Otras dos obras que recibirán hoy luz verde son las de humanización de las calles Julia Minguillón y Vista Alegre, con un presupuesto de 1.070.000 euros, y de la rúa Troncoso, por 362.000 euros más.