Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza exime a Mar de Ons de la sobreventa a Cíes y sigue la causa contra otras 2 navieras

Sostiene, a instancias del Ministerio Fiscal, que sus billetes “no son mendaces” ni “simularon los códigos QR” | Sí aprecia una posible sanción administrativa | La Fiscalía informa de tiques falsos por parte de Nabia y Tours

La jueza exime a Mar de Ons de la sobreventa a Cíes y sigue la causa contra otras 2 navieras

La jueza exime a Mar de Ons de la sobreventa a Cíes y sigue la causa contra otras 2 navieras

Tres años después de la querella presentada por la Fiscalía contra los responsables de las navieras que realizan los viajes a Cíes por dejar a más de 2.000 pasajeros “tirados” al superar el cupo de visitantes diario, la investigación comienza a arrojar luz a lo sucedido. El Juzgado de Instrucción 3 de Vigo abrió entonces diligencias contra tres de estas operadoras por un posible delito de falsedad documental y ahora tras analizar múltiples periciales e informes exime de esta acusación a Mar de Ons y continúa los “trámites” penales “contra el resto de investigados”, Nabia y Tours Rías Baixas.

21

Prohíben el desembarco de cientos de turistas en Cíes por estar completo el aforo

En un auto emitido el pasado 28 de noviembre, la magistrada acuerda el archivo provisional de las actuaciones contra Mar de Ons y su responsable al considerar que “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito” que se le atribuía. Sostiene la jueza instructora que, a tenor del último informe del Ministerio Fiscal, de los billetes emitidos por Mar de Ons “no se acredita su mendacidad” y que “no se simularon códigos QR” para dar una apariencia de verdaderos, sino que “se emitieron billetes sin código QR”, por lo tanto, no hubo falsificación.

Los billetes “no son aptos para acceder a las islas”

Este sobreseimiento depura posibles responsabilidades penales, no así administrativas. Y es que en este auto, al que ha tenido acceso FARO, la jueza reconoce que de igual modo estos billetes “no son aptos para acceder a las islas”, por lo que se dio traslado a la Xunta “por si procediera depurar responsabilidades administrativas”. El Gobierno gallego ya sancionó tanto a Mar de Ons como a otras navieras por estos hechos con multas que rozaban el millón de euros en su totalidad.

Viajeros desembarcando en el muelle de las islas Cíes. M.C

Junto a este auto, también gana interés el informe de la Fiscalía, fechado a 30 de octubre, en el que constata la “mendacidad” o falsedad de los códigos QR de los billetes que permiten el acceso a Cíes –identificados con un número asociado a un único pasajero y a un día concreto– emitidos por las dos navieras investigadas, Nabia y Tours Rías Baixas.

Ante esto, la fiscal jefe del área de Vigo interesa, por un lado, que se abra la fase intermedia (práctica de diligencias complementarias previa a la apertura de juicio oral) contra la gerente de Nabia y, por otro, que se dicte auto de procedimiento abreviado (P.A.) contra el administrador de Tours Rías Baixas al entender que ya se ha practicado toda la prueba de investigación y apreciar indicios de criminalidad en sus acciones.

Para ello, la Fiscalía tomó en consideración un informe de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) –organismo dependiente de la Xunta encargado de habilitar la central de reservas de los tiques a las islas– en el que se analiza los billetes y códigos QR emitidos.

Billetes vs código QR

En este informe, y para clarificar el caso, la Amtega explica la diferencia entre unos y otros. Mientras el billete es emitido únicamente por las navieras o empresas de transporte de viajeros, es el código QR el que autoriza a una persona concreta el acceso al Parque Nacional y es emitido por esta Axencia. ¿Qué ocurrió en este caso? Las operadoras, presuntamente, emitían un número de billetes superior al permitido para viajar a las Islas –en el caso de Cíes es de 2.000 personas por días– empleando para ello códigos QR falsos, es decir, no estaban asociados a una persona. Este presunto ilícito de falsedad es el que atribuye la Fiscalía tanto a Nabia como Tours, mientras que Mar de Ons directamente emitía billetes sin los respectivos QR, por lo que no tendría recorrido penal (aunque sí administrativo, como se ha explicado anteriormente).

  • Las multas a las navieras de Cíes rozan el millón de euros

    Mar de Ons, con 600.000 euros e Illa de Ons (Nabia) con 250.000, son las más perjudicadas

Si bien la Xunta ya había expedientado con anterioridad a varias navieras por exceso de pasajeros, fue en el verano de 2017, concretamente a finales de agosto, cuando estalló la bomba. Y es que más de 2.000 pasajeros con el billete comprado para ir al archipiélago vigués quedaron en tierra por la sobreventa de las navieras. Tanto fue así que el Parque Nacional y la Xunta ordenaron el 20 de agosto de ese año dar a vuelta a cuatro barcos al superar, y con creces, el máximo de visitantes diario. Centenares de damnificados se agolparon frente a los stands de las compañías exigiendo la devolución del dinero y presentando sendas reclamaciones.

La multa del millón de euros de la Xunta, recurrida al TSXG

Al margen de este procedimiento penal, tras tener conocimiento de estos hechos, la Xunta de Galicia incoó sendos procesos sancionadores contra cuatro navieras por superar el máximo de visitantes al Parque Nacional Illas Atlánticas.

La Consellería de Medio Ambiente multó a estas cuatro empresas que operan la ruta por “irregularidades e incumplimiento de cupos” durante los días 3,5 y 19 de agosto de 2017 tras abrir diez expedientes a raíz de las denuncias del servicio de guardias del Parque Nacional que detectó una llegada masiva de visitantes.

Tras recurrir esta sanción, la Xunta ratificó dicha cuantía y tras agotar la vía administrativa, han optado por que sea la justicia la que dirima el pago del casi millón de euros en multas.

Así, las operadoras estarían ahora a la espera de la resolución del Alto tribunal gallego. Fue precisamente este proceso abierto ante el TSXG lo que motivó la suspensión de una vista el pasado mes de julio en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Vigo entre la naviera Illa de Ons (Nabia) y Medio Ambiente. La primera recurría varias sanciones, entre 6.000 y 20.000 euros, en concepto de “incumplimiento de operaciones en los embarques y desembarques a Cíes” que habrían tenido lugar entre 2015 y 2017; según fuentes judiciales. La letrada de la Xunta mantuvo suspender la vista alegando el procedimiento abierto ante el TSXG por la sanción de “200.000 euros” y a su resolución.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats