El comité de empresa de Vitrasa, concesionaria del servicio de transporte urbano del Concello de Vigo, acordó en la noche de ayer suspender las huelgas parciales cuyo inicio estaba previsto para hoy, día 1, una vez que la empresa “dio marcha atrás en la modificación sustancial en las condiciones laborales y accedió a restablecer las jornadas completas que había decidido partir para reforzar las líneas con el objetivo de cumplir las limitaciones de capacidad impuestas por la pandemia”, según informa la CIG en un comunicado.

La huelga ahora desconvocada estaba prevista desde hoy y en días alternos, hasta un total de 11, hasta el 30 de diciembre

El acuerdo, que llegó “in extremis” y tras siete horas de negociaciones, establece que la empresa reanuda a partir de hoy los servicios modificados el 12 de noviembre para que el personal afectado pueda volver a su jornada laboral habitual. En los casos en los que no sea posible hacerlo de forma inmediata, se establece un período no superior a 24 horas, añaden las mismas fuentes.

La CIG, que ostenta la presidencia del comité, explica que “también se contempla la contratación de seis trabajadores a tiempo parcial para cubrir los refuerzos necesarios en las líneas con el objetivo de cumplir con las limitaciones de aforo que impone la crisis sanitaria”. La duración de estos contratos tendrá como plazo el mantenimiento de las limitaciones de capacidad, o como máximo hasta el 8 de enero.