Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El auge del “delivery” dispara la demanda de repartidores: “Cuesta tener cualificados”

Operan al menos media docena de firmas de reparto de comida | Glovo o Uber conviven con Deelivers, DBarrio o T-Ayudo | “No es solo ‘fast food’, hay locales con estrella Michelin”

El auge del “delivery” dispara la demanda de repartidores: “Cuesta tener cualificados”

El auge del “delivery” dispara la demanda de repartidores: “Cuesta tener cualificados” Alba Villar

Para muchas empresas, comercios y restaurantes, el COVID-19 congeló el tiempo. Lo paró, literalmente. El cerrojazo de marzo, el desplome de la demanda y los cambios de hábitos llevaron a que un buen número de negocios de Vigo –cinco al día, en abril– se viesen obligados a bajar su persiana de forma definitiva. El coronavirus, sencillamente, escribió sus últimos capítulos. En otras empresas sin embargo la pandemia ha pisado a fondo el acelerador, obligándolas a ponerse al día con las nuevas tecnologías, las redes y la venta online casi a contrarreloj. Le ha ocurrido por ejemplo al pequeño comercio, que durante los últimos meses ha activado webs como Acemto.org o Mercadodeteis.es precisamente con el objetivo de sacar partido de la enorme demanda concentrada en la Web. Y es el caso también –incluso de forma más pronunciada– de la hostelería.

  • “La compra online llega para quedarse a los mercados de abastos de Vigo y Pontevedra, con los mejores productos gallegos”

    ¿Por qué son importantes los mercados de abastos?, ¿debemos apostar por productos locales?, ¿las claves a la hora de comer sano?

Si hoy un restaurante o bar de Vigo quiere facturar solo puede hacerlo por dos vías: preparando platos para que el propio cliente los recoja en el local o a través del reparto a domicilio, un campo en el que grandes plataformas online como Uber Eats, Glovo o Just Eat –todas con presencia en Vigo– llevan haciéndose fuertes vía app desde ya hace bastantes años.

  • El (forzoso) reto de vivir sin hostelería

    La ciudad dibujaba dos realidades: bullicio en Príncipe, soledad en el Casco Vello | Los pedidos para llevar animan levemente al sector

Prueba de que muchos restaurantes, bares, hamburgueserías, pubs... de Vigo se han lanzado a la piscina del bautizado como delivery desde el trampolín del COVID-19 son los cambios que ha experimentado en los últimos meses este tipo de reparto, gestionado a través de apps móviles o por Internet. El más evidente es el aumento de riders, los repartidores encargados de llevar los platos del restaurante a la casa del cliente. Tanto ha aumentado su demanda que algunas plataformas que trabajan en Vigo reconocen que tienen incluso problema para contratarlos.

"En determinadas ciudades cuesta cubrir puestos”

Carlos Lorenzo - Director financiero de Deelivers,

decoration

Deelivers es una firma creada en Vigo en 2014 y que se encarga de hacer repartos para Just Eat. Entre esas urbes cita Vigo. El problema, explica, no es tanto encontrar gente dispuesta a encargarse del trabajo, como sí riders con experiencia y moto. En toda España, donde están presentes en 15 ciudades, la empresa ha pasado de operar con 280 riders en mayo a sumar 640 a día de hoy. De ellos 65 operan en Vigo, donde –anota Lorenzo– se ha registrado un alza similar.

  • El virus acelera la guerra en el sector 'delivery'

    El coronavirus dispara la actividad y el interés de más restaurantes - Las empresas de comida a domicilio se reorganizan para su consolidación

Deelivers asegura que todos sus repartidores trabajan con contrato y en condiciones que se alejan de la figura del falso autónomo que se le ha achacado con frecuencia –incluso hay un pronunciamiento en ese sentido del Tribunal Supremo– a Glovo. Algo similar ocurre en T-Ayudo, firma impulsada en primavera por tres amigos, uno de ellos de Vigo, en Plasencia. Tras ver cómo su demanda crecía allí hasta sumar cerca de una decena y media de riders, la compañía optó hace mes y medio por apostar también por el mercado del área olívica, donde ya suma cuatro repartidores: dos en Vigo, uno en Baiona y otro en Ponteareas.

"Hay mucha demanda y competencia en el reparto a domicilio. No creo que se pueda hablar de escasez, propiamente dicho, pero sí que no resulta tan fácil encontrar riders como hace uno o dos años. Ha habido un bum”

decoration

T-Ayudo trabaja con DBarrio, otra firma creada con talento local que ha seguido de cerca el proceso que ha llevado a que el perfil de los riders con moto y experiencia esté cada vez más codiciado. “Hay días con 300 repartos, cuando antes andaban por los 30. La demanda es brutal”, anota Pablo Sánchez, responsable de DBarrio. Su experiencia está muy ligada con otro de los grandes cambios que ha acarreado el COVID-19: el aumento de hosteleros que echan mano del delivery, tanto cuantitativo como cualitativo.

Un repartidor de T-aviso y Pablo Sánchez (drcha) para la plataforma DBarrio Alba Villar

“El tipo de cliente ha cambiado. Este tipo de reparto siempre ha estado vinculado con la fast food, pero ahora también repartimos para restaurantes con Estrella Michelín”, señala Lorenzo. Además de las firmas locales, en Vigo han desembarcado ya gigantes, como Uber Eats –que llegó hace un año– o Glovo y en la provincia hay otras, como Caylu.

  • La pandemia lleva a 145.000 gallegos más a apostar por el comercio electrónico

    Pese a que Galicia es la comunidad que menos se prodiga en las compras “online”, en los últimos tres meses casi 940.000 las prefirieron, un 8% más respecto a 2019

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats