No hay un plazo exacto para disponer de los terrenos y licitar las obras, pero los trámites se aceleran al máximo para que “sea lo antes posible”. Esta es la voluntad del Concello en el proceso de expropiación de los terrenos, después de que el Consello de la Xunta declarara ayer prioritario este plan para ganar 5.000 metros cuadrados más en el recinto expositivo de Vigo.

En el acuerdo autonómico de ayer se acudió a la ley 3/2016 de medidas en materia de proyectos públicos de urgencia o de excepcional interés, conocida como Ley Vigo, para declarar la prevalencia del proyecto y la necesidad de ocupación de los bienes y derechos afectados por las expropiaciones. El presupuesto de la Xunta ya reserva 7,65 millones para la obra.

El alcalde, Abel Caballero, anunció ayer que el Concello puede acudir a una fórmula urgente prevista en la ley para disponer de los terrenos antes incluso de que finalice todo el proceso de expropiaciones. Las arcas municipales guardan 182.000 euros para esta adquisición de suelo, que contrapone la “agilidad” municipal al “retraso” autonómico. “Ya era hora que aprobaran este plan, acuerdo que llega con un mes de retraso, más lo que tarden en publicarlo en los boletines oficiales”, denunció el regidor, que dijo que “la Xunta hace esta ampliación a disgusto y porque la obligamos”. Hace días, el Concello de Vigo ya dijo que “está en condiciones de notificar a los propietarios del suelo y proceder a la expropiación”.

Las obras previstas en el recinto ferial consisten en la ampliación del actual pabellón 3. Se trata de disponer de una nueva superficie construida de 6.088 metros cuadrados, fundamentalmente para espacio expositivo (4.668 metros) e instalaciones, y el acondicionamiento de 1.037 metros del edificio existente, para aseos, vestuario, almacenes, circulaciones y camerinos. Al respecto, la Consellería de Economía (que promueve las obras, aunque su ejecución corresponderá a la Axencia Galega de Infraestruturas) explica que esta ampliación “busca mantener la configuración original de las naves existentes, ampliando la zona trasera del actual pabellón 3. Se mantendrá el mismo programa y uso que en los edificios actuales, variando la configuración lo mínimo posible”

El objetivo es que las obras lleguen a tiempo para la próxima edición de Conxemar, que será del 5 al 7 de octubre. La de este año se suspendió por la pandemia. Si todo se acelera al máximo se podría acudir a un expediente anticipado de gasto para encargar las obras antes de que entren en vigor los presupuestos de la Xunta para 2021.