La Policía Nacional está investigando el intento de robo con fuerza en un chalé de Vigo en la tarde-noche de ayer y en el que intervinieron también varias patrullas de la Policía Local. Durante la intervención fue preciso incluso realizar varios tiros al aire para intimidar a los asaltantes Además, y según se puede apreciar en un vídeo de las cámaras de seguridad de uno de los chalés que se ha hecho público, los ladrones, al menos cuatro, iban vestidos de negro y entraron a cara descubierta. En él se puede apreciar también como una vecina, oculta tras una cortina, se percata de su presencia.

Varios vecinos vieron a los ladrones y llamaron inmediatamente a la policía sobre las 19.30 horas. "Fueron muy rápidos. Llegaron en apenas cinco minutos", relatan. Los testigos aseguran que los agentes los localizaron en el jardín de una vivienda y que incluso escucharon los citados disparos al aire. Los asaltantes huyeron saltando en primer lugar una valla y desplazándose luego por varios tejados de la urbanización en dirección a una zona boscosa para despistarlos y por donde consiguieron huir al menos tres de los ladrones. No hubo que lamentar heridos.

El arrestado fue localizado por la Policía Local escondido en medio de unas zarzas

Según fuentes de la Policía Local, un vecino de la calle Viveiro fue el que informó de que se estaba produciendo un robo en el interior de una vivienda de la zona. Los componentes de la patrulla trasladada en emergencia al lugar se encontraron con un testigo que les señaló la dirección en la que los supuestos ladrones habían huido.

Tomaron la dirección indicada y en aproximación, observaron claramente a dos individuos saltando el muro de una vivienda hacia la vía pública. Ambos portaban objetos, gritándoles los actuantes el “alto policía” con el fin, no sólo de identificarse verbalmente, sino tratar de detener su huida. Lejos de hacerlo, uno de los varones les arrojó varios objetos para ralentizar su aproximación.

Se inició entonces una persecución a pie hacia un lavadero de la zona, donde repentinamente uno de los individuos se giró bruscamente hacia uno de los agentes, encarándose y portando un objeto oscuro en su mano derecha.

Disparos al aire

VIsta de los chalés ubicados en la calle Viveiro de Vigo donde, según la Policía Nacional, ocurrió el incidente

El funcionario le realizó varias advertencias para que se detuviese, al constatar que avanzaba hacia él con el objeto, sin poder precisar de que tipo, debido a que era de color negro y había nula visibilidad a esas horas de la tarde. Ante la actitud amenazante, y tras constatar que no detenía su avance, el agente extrajo su arma reglamentaria y efectuó dos disparos al aire. Esto provocó nuevamente la huida de ambos individuos que se perdieron de vista entre la maleza de la zona.

Extremando la precaución, y con el apoyo de varias unidades policiales los agentes realizaron un peinado de la zona, localizando a uno de los varones agazapado bajo unas silvas. Había arrancado varios helechos tratando de mimetizarse con el entorno y ser más difícil de localizar. 

"No es la primera vez que se producen robos en esta urbanización", aseguran los vecinos

Fue identificado visualmente por uno de los agentes que lo persiguió como el que les había tirado parte del botín. Llevaba todavía puestos unos guantes de goma y portaba en los bolsillos varios objetos presumiblemente sustraídos de la vivienda.

Se mantuvo activo el operativo de búsqueda del otro individuo, pero con resultado infructuoso.

Asalto a una vivienda en Vigo: qué se sabe hasta ahora ALBA VILLAR | FDV

El detenido: 32 años y natural de Albania

Por su parte, el localizado resultó estar indocumentado, procediéndose a su traslado en calidad de detenido por la supuesta comisión de un delito de robo con fuerza. Tras proceder a la verificación de sus datos los agentes averiguaron que se trataba de : E. L, de Albania y 32 años de edad.

Ahora continúan las investigaciones y la Policía está buscando al resto de asaltantes. Se están tomando huellas en el escenario e investigando cuántas personas estarían implicadas o los medios de desplazamiento utilizados. La calle Viveiro se ubica en una urbanización de chalés adosados en la parroquia de San Andrés de Comesaña.

La policía se incautó además de un vehículo con matrícula francesa

La policía se incautó además de un vehículo con matrícula francesa que estaba estacionado en la zona y en el que presuntamente habrían llegado los asaltantes

Varios vecinos de la urbanización aseguran que no es la primera vez que se producen robos en esta zona. "Se veía que eran profesionales", asegura una testigo que vio como los asaltantes entraban en la vivienda.