Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos denuncias diarias de violencia de género pese al bajón del confinamiento

El juzgado vigués registró 820 casos en lo que va de año, un 11% menos que en 2019 | Aunque disminuyeron en el primer estado de alarma, vuelven a estar a la orden del día

Ana Belén, con las denuncias a su expareja por maltrato.

Ana Belén, con las denuncias a su expareja por maltrato. Alba Villar

En Vigo, durante este fin de semana que acaba de concluir, hubo cinco detenidos por violencia de género. Y ayer, primer día laborable de la semana, en la agenda del único juzgado Penal que tenía señalados juicios había uno por malos tratos: contra un hombre que, provisto con guantes de látex, acudió en plena medianoche a la casa de su expareja, la agarró del cuello, la tiró al suelo y la retuvo así durante cuatro horas, causándole lesiones físicas y psicológicas. Estos arrestos y las vistas que se celebran en los juzgados evidencian que la violencia machista se encuentra a la orden del día. Es cierto que en este 2020, debido al estricto confinamiento domiciliario decretado durante los primeros meses de la pandemia, se registró un acusado bajón de casos en marzo, abril y mayo, principalmente por el miedo de las víctimas a denunciar al estar encerradas en casa con sus agresores. Pero en el momento actual, en el que las restricciones por el Covid-19 son más suaves que entonces, la incidencia vuelve a ser elevada.

Este miércoles 25N se celebrará el día internacional contra la violencia de género. Entre otros actos para visibilizar y denunciar esta problemática, en la ciudad habrá una concentración que comenzará a las 20.00 horas en la calle Colón. Feminismo Unitario de Vigo llama a la ciudadanía a participar, cumpliendo las prevenciones sanitarias a las que obliga el coronavirus, tales como el uso de mascarilla o mantener la distancia de seguridad. “Con estas medidas podemos ocupar las calles un año más para denunciar la otra gran pandemia que es el terrorismo machista, que cada año tiene decenas de víctimas mortales e incontables víctimas en general”, afirma este colectivo integrado por una veintena de organizaciones feministas.

Miedo a denunciar

¿Cuantos casos de malos tratos se contabilizaron ya este año? En lo que va de 2020, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo registró 823 asuntos. Son una media de algo más de dos cada día. En 2019, en el mismo período, el número de procedimientos ya sobrepasaba los 920: eran tres cada jornada. La disminución es de un 11% y tiene su origen en el confinamiento domiciliario que se impuso en marzo, justo tras estallar la crisis del coronavirus. El bajón fue fundamentalmente por un doble motivo: el miedo de las víctimas a denunciar en aquellos casos en que residían con sus agresores y el menor número de quebrantamientos de órdenes de alejamiento debido a la prohibición generalizada que había de andar por la calle salvo para causas justificadas.

Esa disminución de procedimientos se mantuvo desde marzo y hasta principios de junio, pero desde entonces el número de denuncias y detenciones han vuelto a sucederse día tras día. La mayoría de casos llegan a la vía judicial tras las denuncias presentadas por las propias víctimas y los delitos de lesiones y malos tratos son con diferencia los más frecuentes, seguidos de las injurias y los quebrantamientos de las medidas de alejamiento o de prohibición de comunicación impuestas en sentencia o de modo cautelar. En cuanto a las órdenes de protección, solo el 40% de las 130 solicitadas en el primer semestre del año fueron adoptadas.

"ME PERSIGUE Y ME SIENTO ACOSADA, PERO LAS DENUNCIAS ACABAN SIEMPRE ARCHIVADAS"


“No aguanto más, me siento desprotegida”. Ana Belén finalizó una relación sentimental de 15 años con su expareja en enero. Con una hija menor en común, lo denunció por presuntas amenazas y maltrato psicológico al tiempo de la ruptura y lo volvió a hacer varias veces más en los últimos meses, las últimas por “acoso y coacciones”. Pero, excepto en el caso de la primera denuncia que sigue en trámite, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo archivó todas las demás. “Mi ex y su padre me persiguen; se presentan en el colegio de la niña pese a que solo puede verla en visitas tuteladas en el Punto de Encuentro Familiar y aparecen en lugares que frecuento, como cafeterías, el mercado, la calle...; pese a denunciar, la jueza archiva y no me concede la orden de protección que solicito”, expone. Lo que sí tiene es protección policial: un agente custodio que, agradece, está pendiente de ella. “Pero a nivel judicial nada”, lamenta.

Aportó un informe de un detective privado, de seguimientos hechos en septiembre, en el que se expone, con fotos, que padre e hijo van a la entrada del colegio a donde ella lleva a la niña, a cafeterías o la “controlan” desde su coche. La jueza y la Audiencia archivaron al estimar que los encuentros eran “casuales”. Fuentes próximas a la representación legal de esta viguesa señalan que la “reiteración” de conductas que expone la víctima debería ser “suficiente” para que el juzgado la proteja con una orden de alejamiento. En el mismo tribunal se tramita el proceso de divorcio civil.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats