La alerta de de una menor de edad permitió este fin de semana destapar un caso de violencia machista en Vigo. Ocurrió, según fuentes de la Policía Local, el pasado sábado sobre las nueve de la noche.

A través de una llamada, la joven, de solo 11 años, alertaba a los agentes que su padre estaba agrediendo a su madre en la cocina de la vivienda. Inmediatamente una patrulla se dirigió a la zona. Una vez allí, se entrevistaron con la menor, S.C., la cual les explicó que sus padres habían discutido por desavenencias entre ambos y que él comenzó a golpear a su madre.

Según los agentes, la mujer, S.C.A., de Bolivia y 38 años de edad, hizo acto de presencia sujetándose el rostro con ambas manos. Verificó la versión de la menor, añadiendo que en la vivienda se encontraban sus otros tres hijos de 17, 3 y 1 años de edad, que también fueron testigos de la agresión.

Otro hijo de la pareja, de solo 3 años, se interpuso entre ambos durante la discusión

La madre relató que el menor de 3 años se interpuso entre ambos, cuando el varón la agredió, y que ella trató de abandonar la cocina, sujetándola e impidiéndoselo su marido. Y que fue ella quien pidió a su hija de 11 años que llamase a la policía.

Añadió que no era la primera vez que la agredía, pero que no lo soportaba más y tenía intención de denunciarle. En atención al relato de los hechos, los agentes procedieron a la detención de T. C. M, de Bolivia y 40 años de edad, por la supuesta Comisión de un Delito de Violencia de Género.