Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura aeroportuaria del Covid al otro lado del Miño: Oporto cae un 63%

Sumó hasta septiembre 3,7 millones de viajeros | Iberia refuerza su ruta con Madrid en Alvedro tras el pacto con la Cámara y Consorcio herculinos

Terminal de salidas del aeropuerto de Oporto.   | // VINCI

Terminal de salidas del aeropuerto de Oporto. | // VINCI

En pocos espacios la alargada sombra de la pandemia se dejó sentir tan pronto ni de forma tan intensa como en los aeropuertos y estaciones de trenes y buses. El Covid-19 –y las restricciones adoptadas por las administraciones para frenarlo– hundió la movilidad. Entre territorios y a nivel internacional. Ocurrió por ejemplo en la red aeroportuaria de Aena en Galicia. Y sucedió también al otro lado de la Raia, en la red portuguesa gestionada por Ana, el homólogo luso del gestor español. Aunque los últimos balances de Portugal revelan que sus niveles de tráfico han ido recuperándose poco a poco siguen aún muy por debajo de los registrados hace un año. El último informe divulgado por el Instituto Nacional de Estadística de Portugal muestra, por ejemplo, cómo de enero a septiembre el flujo de viajeros en los aeropuertos lusos cayó un 67,3%: de 46,7 millones en 2019 a15,2 en 2020.

Entre los tres principales aeropuertos de Portugal el de Sá Carneiro sería el que menos padece los efectos del Covid-19, lo que no impide que su descenso de actividad sea igualmente intenso. Si entre enero y septiembre de 2019 desplazó 10,05 millones de viajeros, este ejercicio el balance se quedó en 3,68, lo que arroja un descenso del 63,4%. Lisboa “pinchó” con un 67,3% y Faro con un 75,4%. Los datos del INE luso permiten también hacer el seguimiento del impacto de la pandemia mes a mes. Tras un arranque de año en positivo –con repuntes del 6,2 y 10,1% en enero y febrero–, marzo dejó una caída del 55,8, abril del 99,8, mayo del 99,2, junio del 93,8, julio del 71,4, agosto del 56,8 y septiembre del 64,6%.

Pese al ligero repunte del último mes del verano, la caída de la terminal portuense sigue siendo algo inferior que la de Lisboa (74,8%) o Faro (65,1%). También que la de los aeropuertos de Galicia. En septiembre Peinador perdió un 71,8% de pasaje, comparado con el mismo mes del año pasado; en Santiago de Compostela el descenso fue del 66,3 y en A Coruña del 71,7%. El balance global de Oporto supera también de forma notable al de la red gallega. Juntos, Peinador, Lavacolla y Alvedro sumaban en septiembre 1,38 millones de viajeros, muy por debajo de los 3,68 de Oporto.

En Portugal el Covid no solo se ha dejado sentir en un descenso de la demanda. Su efecto ha alcanzado también a las propias aerolíneas y la política aeroportuaria lusa. La decisión del Gobierno de Portugal de apoyar a TAP desató hace meses el enfado de Ryanair, que en septiembre deslizaba incluso que estaba “evaluando” su operativa en el país con la vista fija en los costes. “Nadie estaba disponible para viajar desde Oporto cuando Ryanair llegó”, señaló incluso la low cost. TAP también ha sufrido la pandemia. De marzo a octubre transportó 11 millones menos de pasajeros que en 2019.

En el ruedo aeroportuario gallego también se han anotado movimientos por el Covid. Iberia acaba de reforzar su ruta con Madrid en Alvedro –con una combinación especialmente atractiva para los viajeros de negocios– tras el convenio alcanzado entre la compañía, la Cámara de Comercio de A Coruña y el Consorcio de Turismo del municipio herculino. En total el consistorio y la entidad empresarial sumarían con sus aportaciones unos 200.000 euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats