Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimentación y mensajería para “salvar” la Navidad

El textil y hostelería cederán el trono en los contratos temporales navideños a sectores como el logístico, conservero y del congelado

Alimentación y mensajería para  "salvar" la Navidad

Alimentación y mensajería para "salvar" la Navidad

La campaña de Navidad se convertía año tras año para muchas empresas y sectores en el mejor regalo. Los empleos y contratos temporales estaban a la orden del día para hacer frente a un volumen de negocio muy superior al habitual. Pero en este 2020 la pandemia ha puesto patas arriba todas las estimaciones para esas fechas, obligando a las ETT a no mirar tanto para el calendario sino para el BOE, DOG o cualquier otro Diario Oficial para conocer cuáles serán las restricciones, que este año serán las que marquen la campaña.

Pero no todo es negativo. Y es que en un escenario no muy dispar al que existe actualmente, estas empresas de trabajo temporal ya notan un cierto interés por parte de sectores que sí ven posible “salvar” la Navidad. Las firmas consultadas en Vigo coinciden por casi unanimidad en el auge de mercado de alimentación, mensajería y logística como los tres sectores que se subirán al podio de las contrataciones estos meses de diciembre y enero, en detrimento del comercio –principalmente textil– y la hostelería, que quedan casi “a cero”. “El uso de la palabra ‘previsión’ es complicado en estos momentos, sí es verdad que tenemos menos peticiones que otros años, pero en sectores como alimentación y logística es donde más se mantiene el pulso, incluso notamos un leve incremento para fechas navideñas. " explica Olalla, desde la oficina de la empresa Sinergie.

"No se puede hablar con grandes cifras, pero lo que sí puede dar oxigeno a la ciudad son las empresas conserveras y del congelado”

Olalla - Sinergie

decoration

Misma valoración emite el responsable de la sede viguesa de Temporing. “Somos una firma a nivel nacional y vemos que el sector hostelería está muy flojo; las bolsas de contratación están a cero. En cambio, tanto alimentación y mensajería tendrán un repunte al igual que las conserveras y congelados. Todo lo relacionado con el transporte también. Y en el comercio esperamos que tenga un ligero repunte, pero no muy amplio, por las limitaciones de movilidad entre concellos”, sostiene.

Este auge en la alimentación, pero más concretamente en los sectores conserveros y del congelado se debe, según los consultados, a un aumento de la economía doméstica. “Al no poder comer fuera, la economía doméstica aumentó; los consumos están cambiando y esto se notará especialmente en navidad. O incluso en bodegas, también es un mercado que se mantiene en auge”, remarca Olalla.

Alimentación y mensajería para “salvar” la Navidad

Comercio on-line

Desde otra de estas empresas temporales, Manpower, se destaca el presente –y futuro– crecimiento del interés de las entidades por perfiles para reforzar la logística: desde conductores a personal de almacén. “Su crecimiento vinculado al e-commerce ha sido de entre un 50-60%”, explica Begoña Fernández, directora de zona. Auxiliares en fábricas de conservas, teleoperadores en call-center –un perfil habitual en años pasados– o profesionales en exportaciones o importaciones centran las demandas de las empresas para estas futuras fechas.

¿Y las bolsas de trabajadores? No hay duda que la crisis financiera que ha provocado la pandemia en múltiples mercados aumentó la demanda de personal para estos puestos temporales.

“Está a niveles de otros años o incluso superior. Los negocios intentarán alargar la campaña o incluso adelantarlo”

Raquel - Responsable de Adecco.

decoration

En Sinergie también notan un aumento de candidatos mientras que Nortempo, otra de las ETT de la ciudad, destaca los problemas de estos candidatos para cumplir con las empresas. “La gente quiere trabajar, aunque sí vemos ciertos problemas porque tienen familiares con Covid-19. Nos vemos afectados por estas cosas puntuales, pero la gente quiere trabajar, claramente muestran una gran disponibilidad. El único contratiempo es que se ven más condicionados por los contagios o el cuidado de sus hijos”, explican desde la firma de Vigo.

  • La pandemia lleva a 145.000 gallegos más a apostar por el comercio electrónico

    Pese a que Galicia es la comunidad que menos se prodiga en las compras “online”, en los últimos tres meses casi 940.000 las prefirieron, un 8% más respecto a 2019

Grandes almacenes

Uno de los precursores de esta campaña navideña es el gigante El Corte Inglés, que este año tampoco escapará a las consecuencias de la pandemia y opta por reorganizar sus recursos humanos en lugar de nuevas contrataciones. “En condiciones normales siempre realizamos un refuerzo en la contratación, pero por ejemplo si algún departamento tiene que verse obligado a parar su actividad, como por ejemplo la cafetería, ese personal pasa a reforzar otras áreas y así también evitamos mandar a trabajadores a ERTE. Lo hemos hecho en la época más dura de la pandemia bajando a responsables a reforzar la línea de alimentación y pedidos online, que tenían mucha demanda. Seguramente se retraerá lo relacionado con la moda porque la gente no puede salir tanto de casa y no compra tantas prendas. Lo normal es que decaiga la actividad”, señala el responsable de comunicación del complejo de Vigo.

La crisis sanitaria acentúa el perfil industrial del mercado laboral y desinfla los servicios

Casi con la misma rapidez con la que se extiende el virus –o precisamente por esa razón– el Covid-19 no tardó en pasar de crisis sanitaria a económica. Sus efectos se han dejado sentir en el comercio, el transporte, el turismo, la construcción y –con una virulencia especial– la hostelería, especialmente afectada por las restricciones adoptadas por las autoridades para frenar la pandemia. Uno de sus mejores indicadores es el mercado laboral. Las estadísticas publicadas cada mes por el SEPE muestran cómo la capacidad del sector servicios para generar nuevos empleos ha perdido pulso. En octubre el Ministerio de Trabajo contabilizó en Vigo 9.986 contratos de trabajo en ese apartado, un grupo que aglutina por ejemplo el comercio, la hostelería, la cultura o las finanzas, el 72,3% de los 13.804 registrados en total. Es un porcentaje elevado, pero queda muy lejos del 82,8% que representaba en octubre de 2019, cuando el SEPE anotó 12.548 contratos relacionados con el mismo sector, el terciario. Tendencia opuesta muestra la industria. Si en octubre de 2019 el ministerio contabilizaba 1.884 contratos, el 12,4% de todos los tramitados en la ciudad, el mes pasado fueron 3.314, el 24%. El dato marca de hecho el volumen más alto de los últimos meses. A pesar del aumento de peso del sector, la contratación global cayó en Vigo lastrada por la pandemia: de 15.155 en octubre de 2019 a 13.800. La evolución es similar si se toman los datos de paro. El desempleo en los servicios subió un 5,5% en octubre con respecto al mismo mes de 2019 mientras en la industria cayó un 8,8%. Entre las claves del alza de la industria destaca el “tirón” de PSA, que logró por ejemplo un septiembre de récord en la planta de Balaídos. Los datos de paro muestran también un descenso, del 5,3%, en la construcción, incentivada por los grandes proyectos en marcha (Vialia, Cidade da Xustiza, Porta do Sol o estación intermodal) y las reformas de viviendas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats