Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Mouriño Uzal | Cónsul honorario de Rusia en Vigo

“Nuestra presencia demuestra el peso que tiene esta ciudad”

Su objetivo en este recién estrenado consulado pasa por hermanar Vigo con alguna ciudad rusa: “Hay mucha posibilidad de cooperación

Mouriño en las dependencias del Consulado Honorario, en la calle Manuel Núñez. J. Lores

Las Palmas, Sevilla, Marbella, Burgos, Valencia, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca y ahora, Vigo. La embajada de Rusia cuenta desde esta semana con un nuevo consulado honorario y la ciudad escogida para ello es Vigo. Y no es al azar, si no por su industria pesquera, cultura, y otras potencias de las que ahora pueden beneficiarse ambos residentes. “Nuestra presencia demuestra el peso que tiene esta ciudad. Contar o no con un consulado marca cierto estatus, es algo que debe enorgullecer a la ciudad; la dota de prestigio y reputación”, esgrime Pedro Mouriño, el cónsul honorífico de Rusia en Vigo.

–Pese a la digitalización, el papel del cónsul, ¿sigue siendo notable y sobre todo, de futuro?

–Sí, sí porque representas a la embajada y por ello los ciudadanos rusos pueden pedir cualquier tipo de documento; se atienden las gestiones de fes de vida, reclamación de pasaporte, certificados de penales... toda esa burocracia que al estar desplazados en Galicia tendrían que hacerlo en Madrid o Barcelona, lo tramitamos desde aquí y pasa muy habitualmente. También se apoya la promoción de la actividad económica, institucional y cultural. Impulsamos las relaciones entre las instituciones públicas de Galicia y la Federación Rusa, identificamos posibilidades de cooperación, etc.

–¿Por qué Vigo?

–Se eligió Vigo por delante de otras muchas ciudades, y es algo que tiene que enorgullecer a los vigueses. La ciudad tiene un peso económico y empresarial a destacar. Yo como cónsul he tirado para que fuese aquí la sede de este consulado pero demuestra que la propia Federación Rusa le da el peso que merece a Vigo. Cuantos más consulados tenga una ciudad, más reputación y más prestigio.

–¿Qué objetivo se marca al frente de este consulado honorario?

–Actualmente no hay ninguna ciudad de Rusia hermanada con Vigo. Un objetivo mío pasa indudablemente por esto, con estos vínculos se podrían estrechar todo tipo de relaciones. Por ejemplo, si se hermanan una ciudad rusa y una viguesa las universidades pueden firmar convenios para el intercambio de alumnos, pueden crearse muchas sinergias entre las instituciones, siempre buscando ciudades que tengan puntos o intereses en común, claro. Un buen ejemplo sería hermanar Vigo con Vladivostok, el extremo horizontal ruso que destaca por su importante su industria pesquera, como aquí. Hay muchos puntos en común y podría funcionar. Si no hay relaciones, no hay transacciones. Por eso son importantes los consulados, implica que hay mayor trasiego, más presencia de Rusia en Galicia.

–Se podrían facilitar y favorecer muchos acuerdos económicos.

–Uno de los objetivos que tiene la economía gallega es la internacionalización. Tienen mucha concentración en mercados de proximidad; Francia, Reino Unido, Italia, Portugal... Tenemos que pensar en Rusia, China; y en este sentido hay mucha posibilidad de cooperación. Pensamos que podemos conseguir no solo el comercio bilateral sino que haya más empresas gallegas que firmen acuerdos con Rusia y que puedan desarrollar productos con empresas rusas así como acuerdos de todo tipo.

Compartir el artículo

stats