Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un brote en el Meixoeiro con 4 infectados obliga a aplazar citas y un congreso médico

Los sanitarios afectados, doctores y enfermeras del servicio de Endocrinología, están asintomáticos en sus casas y se sospecha que el virus entró por un caso externo

Vista general del Hospital Meixoeiro de Vigo.

Vista general del Hospital Meixoeiro de Vigo. Marta G. Brea

El Sergas decidió centralizar desde el inicio de la pandemia la atención de todos los casos de coronavirus en el Álvaro Cunqueiro para dejar el Meixoeiro como hospital libre de Covid y que las consultas y las cirugías que allí tienen lugar no se viesen afectadas. Pero el virus es incontrolable. Y ha logrado entrar en el Meixoeiro. Y es que el servicio de Endocrinología, ubicado en la segunda planta, sufre un brote que afecta ya a dos enfermeras y dos médicos (uno de ellos el jefe del servicio).

Fuentes de toda fiabilidad aseguran que se sospecha que fue un paciente asintomático que acudió a hacerse alguna prueba o a una consulta la que contagió a una de las enfermeras, que dio positivo el pasado viernes. Tras realizar un cribado al resto del personal, esta semana se han confirmado los positivos de una compañera y de dos médicos especialistas. De momento, el resto de trabajadores del servicio (entre los que se encuentran personal de enfermería, facultativos, médicos residentes...) han dado negativo en el test rápido de antígenos pero se seguirán haciendo pruebas por precaución y para comprobar el alcance del brote. Hasta ahora, según aseguran esas fuentes, está controlado.

Se han tenido que cerrar dos consultas, las de ambos facultativos, y la de una de las enfermeras, que también tiene una. Esto ha provocado el aplazamiento y la reprogramación de todas las citas que estos profesionales sanitarios tenían agendadas para estos días. Ahora se encuentran confinados en sus domicilios, todos ellos sin síntomas y en un perfecto estado de salud. Se le hará una prueba PCR semanal a todos ellos para determinar cuándo se liberan del virus y cuándo pueden finalizar la cuarentena. También se ha activado ya el rastreo de los contactos estrechos de los cuatro profesionales sanitarios infectados, que de momento se circunscriben al ámbito familiar. Todas las personas que conviven con los cuatro trabajadores que han dado positivo se encuentran también por tanto en cuarentena y también se les ha hecho, obviamente, la prueba PCR.

Esta situación ha provocado que el congreso gallego de Endocrinología que este año organizaba el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) en el auditorio Mar de Vigo con las limitaciones de aforo pertinentes y que también se iba a transmitir por streaming, se haya tenido que aplazar para finales del mes de enero. Y es que uno de los médicos infectados iba a ser uno de los protagonistas de ese congreso.

El brote en Endocrinología no ha sido el único susto que se ha vivido esta semana en el hospital Meixoeiro de Vigo. En la primera planta, en la zona de Dermatología, se precintó el pasado martes una consulta por una sospecha de Covid y se pidió al personal de limpieza que se procediese a una desinfección integral del despacho por miedo a que el virus estuviese presente. Ayer la consulta ya estaba abierta y funcionando con completa normalidad.

Respecto a la situación epidemiológica en el área sanitaria de Vigo, hay que señalar que la curva parece mostrar cierta estabilidad, pero no así la presión hospitalaria. Si hace diez días las UCI albergaban a 8 infectados de Covid-19, este miércoles eran casi el triple, 22, distribuidos entre el hospital Álvaro Cunqueiro (16) y Povisa (6). El número de ingresados en planta no varía con respecto al comunicado por el Sergas este martes: 73 (48 en el Cunqueiro, 14 en Povisa y 11 en Vithas Fátima).

Los contagios diarios confirmados por PCR según el último balance presentado por la Consellería de Sanidade suman 150 y ya son 2.463 los casos activos en el área, 8 más que en la jornada anterior. Ascienden también los curados, 4.861 (+142), mientras que en el otro extremo de la balanza, el de los decesos, Vithas Fátima informó ayer de la muerte de un paciente de 91 años con coronavirus que tenía patologías previas y que había ingresado en planta el 5 de noviembre. También murieron una mujer de 92 años (procedente de la residencia de Salvaterra) y un hombre de 69 años en el Álvaro Cunqueiro. Con esta son ya 171 las víctimas mortales en el área sanitaria viguesa desde el inicio de la pandemia.

Lo que ha disminuido de forma notable en la última semana es el número de test PCR. Si hace diez días se estaban haciendo unos 3.000 diarios, los realizados en la última jornada no llegan a 2.000. En concreto, han sido notificados 1.937. De momento no se ha especificado el motivo de esta bajada de pruebas realizadas a diario, una reducción que sorprende teniendo en cuenta que tanto en los centros de salud como en el Punto de Atención Continuada (PAC) están recibiendo el mismo número de sospechas de pacientes con Covid que en semanas anteriores, muchos de ellos alumnos procedentes de algún colegio educativo de la ciudad y su entorno.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats