El empresario pesquero vigués que denunció haber sido víctima de extorsión y chantaje ha recurrido el auto del Juzgado de Instrucción número 8 de Vigo que acordó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa. El magistrado dejó libre de cargos a los investigados, entre los que se encontraban el exdiputado Eduardo Tamayo, el presidente del sindicato Manos Limpias Miguel Bernard y un periodista de OKdiario. El denunciante, Alfonso Caneiro, ha recurrido en reforma ante el propio juzgado y después aún podría hacerlo ante la Audiencia.