Presupuesto “de récord” para plantar cara a una crisis sanitaria que se ha filtrado también –y hasta el tuétano– en la economía. Abel Caballero presentó ayer las cuentas de 2021, “las más importantes en la historia de Vigo”, según recalcó, y que elevan la suma global a unos 264 millones de euros, casi 788.000 más que las actuales. Destaca en especial el capítulo de inversiones, de 25,8 millones, que se reforzará con la inyección de otros 33 que llegarán a través de los remanentes municipales. En total, casi 60 millones de euros que se centrarán en gran medida en las infraestructuras, humanizaciones y política social de la ciudad.

No son los únicos recursos que se desplegarán en Vigo. El regidor avanzó ayer que la Gerencia Municipal de Urbanismo acaba de dar luz verde también a un presupuesto de 7,6 millones que –al igual que el del Concello– se verá complementado vía remanentes, que reservan 2,8 millones para el organismo. Sumadas a las aportaciones de otras instituciones, como la Diputación de Pontevedra, y las inversiones en marcha, ayer Abel Caballero elevaba a 85 millones de euros la “movilización” total de recursos.

“Las cuentas de 2021 exceden a las de 2020 en 787.965 euros. En un año difícil, complicado, el Concello de Vigo aumenta los presupuestos. El objetivo es movilizar la economía”, destacó Caballero, quien subrayó otras tres claves económicas: primero, la “deuda cero”; segundo, la celeridad con la que el Concello paga a sus proveedores –lo normal son nueve días–; y tercero, una presión fiscal contenida. “Es la más baja de ninguna ciudad de Galicia y singularmente más baja que la media de España”, subrayó. Frente a los 700 euros del conjunto del país, el indicador en Vigo se situaría en torno a 520 euros.

“Es un presupuesto que baja los impuestos y las tasas. Baja los tributos para las actividades y las acciones más afectadas por la crisis sanitaria y los mantiene para el resto. El resultado de ingresos y presión fiscal en Vigo en 2021 es que se pagará menos impuestos y tasas que en 2020. A eso hay que añadir que este año ya se redujo en más de dos millones las tasas de basura y el recibo de agua”, remarcó Caballero antes de detallar que las cuentas aún no incluyen la aportación de la Diputación de Pontevedra. A programas de acción social se aportarán millón y medio de euros.

Al presentar los presupuestos, el alcalde puso énfasis en el capítulo de inversiones, que concede una atención especial a las infraestructuras del municipio. En concreto recalcó los cerca de 1,1 millones que se destinarán al servicio de bomberos: 410.000 euros en la primera anualidad para el nuevo parque de Vigo, que se situará en la zona de Esturáns –en la nave que posee el Concello detrás de Barreras–, la compra de un vehículo por 400.000 euros y equipos de respiración e hidrolavadoras por otros 240.000.

Al capítulo de humanizaciones se dedicarán, detalló Caballero, 10,62 millones de euros. Entre sus principales inversiones destacan las obras de acceso a la autopista y la estación Vialia desde Lepanto, que aglutinarán casi seis millones; la primera anualidad de la humanización de Avenida de Madrid (2,24), la última fase de la reforma de Martínez Garrido (550.000 euros), Plaza San Mauro (300.000), el trecho de García Barbón comprendido entre Rosalía de Castro e Isaac Peral (244.000) o la mejora del paseo marítimo de Bouzas, al que se destinará en 2021 algo más de medio millón de euros (550.000). “Esperamos para empezar por la autorización de Patrimonio de la Xunta”, comentó. Desde San Caetano se apunta que la petición se recibió el 19 de octubre y sus técnicos ya estudian el informe.

Las inversiones canalizadas por el Concello gracias al programa DUSI sumarán el próximo año casi 2,4 millones de euros. Destacan los casi 1,4 que se dedicarán a la reforma de Porta do Sol o actuaciones en clave social, como los 540.000 euros que se emplearán en la modernización del edificio del departamento de Servicios Sociales de Praza da Princesa o los 648.000 para rehabilitar un edificio en el Casco Vello que se convertirá en centro de formación para colectivos en riesgo de exclusión. Sin salir del capítulo de infraestructuras, sobresalen los seis millones dirigidos al estadio de Balaídos.

2021 verá impulsado también el programa Vigo Vertical, que intenta salvar la compleja orografía de la ciudad mediante sistemas mecánicos, como cintas, escaleras o ascensores urbanos. Un día después de anunciar un elevador entre Travesía de Vigo y la calle Aragón, el dossier de inversiones presentado ayer por el Concello incluye una actuación entre Jacinto Benavente y Torrecedeira y otra en Travesía de Vigo-Aragón, ambos por la misma cuantía, 300.000 euros. El objetivo, detalló Caballero, es conectar la zona del parque de Matías. El regidor también deslizó que el Consistorio analiza “dos o tres” elevadores para conectar Camelias e Hispanidad. De momento, las cuentas de 2021 reservan 400.000 euros.

Los presupuestos dejan pinceladas de otros proyectos, como los planes del Concello de cambiar el diseño de los quioscos de Samil. Antes deberá soterrar su cableado, a lo que dedicará 94.600 euros. Destacan además 800.000 para parques, 120.000 para el corredor del Lagares, 397.800 para la iluminación de A Guía, 141.300 para reponer el muro del parque do Castro y 421.500 para IMD. A la digitalización de servicios municipales se dedican 650.000 y 300.000 –más 55.000 cofinanciados por la Diputación– para cubrir colegios.

Algunas de las actuaciones estratégicas recibirán un impulso desde Urbanismo. Entre sus prioridades destaca seguir con la elaboración del PXOM, la expropiación de La Panificadora y redactar su proyecto de urbanización y avanzar en la tramitación de Barrio do Cura, Recaré y Cruceiro, la ampliación del PTL, Balaídos, la biblioteca estatal, el entorno de la concatedral, la transformación de vacíos urbanos o de zonas ARIs.

La Vía Verde, lista a finales del próximo año. Vigo disfrutará de una amplía Vía Verde en un año. El alcalde apuntó ayer que la segunda fase de la senda, que abarca cerca de 3,6 km y tiene un ancho de cinco metros –tres para carril bici y dos para senda peatonal– estará concluida hacia finales de 2021 tras una inversión de 2,9 millones. El proyecto incluye la reforma de la plataforma ferroviaria, el acondicionamiento de áreas de descanso y miradores. La vía dispondrá de una pasarela desde el nudo de Isaac Peral hasta Vía Norte y una rampa desde el paso elevado de Avenida de Buenos Aires. En la imagen, Caballero, en el centro durante la visita a las obras. J. Lores