Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ismael Jordi Oliva | Tenor

"Amigos de la Ópera ha sido valiente organizando la gala"

Es uno de los tenores con mayor proyección internacional | Canta el domingo en el Teatro Afundación para clausurar el Otoño Lírico

El tenor Ismael Jordi Oliva.

El tenor Ismael Jordi Oliva. Marta G. Brea

Horas antes de iniciar el penúltimo ensayo para la gala dramatizada Regreso a la pasión, que se celebrará en el Teatro Afundación el domingo, el tenor Ismael Jordi Oliva (Jerez de la Frontera, 1973), uno de los cantantes líricos españoles con mayor proyección internacional, atiende a FARO. En plena pandemia, visita por primera vez la ciudad olívica para participar en el último evento del festival Otoño Lírico, organizado por Amigos de la Ópera de Vigo. Sobre el escenario, le acompañarán la mezzosoprano Marina Comparato, la soprano Sonia de Munck, el barítono Javier Franco y el bajo Felipe Bou. Solo verán el concierto en directo 60 personas, el resto podrá disfrutarlo a través de los canales de Facebook y YouTube de la entidad viguesa.

–¿Cómo lo ha acogido Vigo?

–Maravillosamente. Me siento como en casa. Galicia es un lugar en el que siempre estoy muy a gusto. Es mi primera vez en esta ciudad, pero me está encantando. Llegué el martes y no he visto tanto como me gustaría; cuando tenga un rato, daré una vuelta por la zona del puerto y probaré la gastronomía. Solo tengo palabras bonitas.

–¿Cómo espera que sea cantar con tan poco público en un espacio tan grande como Afundación?

–Solo habrá 60 butacas ocupadas de las casi 1.000… Será una sensación un poco extraña. Ya la he vivido en Zaragoza hace muy poco. Cuando te enfrentas a canciones complicadas y lo haces bien, reconforta el apoyo masivo del público, sus aplausos. Es importante el calor de la gente. El público juega un papel fundamental, es el que te dice si has estado bien o no esa noche. Es el que me ha permitido decidir qué repertorios elijo: su reacción ya me lo deja claro. Pero bueno, es cuestión de acostumbrarse. Si hay una sola persona sentada, se merece todo el respeto. Y nos seguirán muchas por streaming. Amigos de la Ópera de Vigo está haciendo un trabajo maravilloso, nos facilita la vida. Es clave que no pare la cultura.

–Es de agradecer que, en tiempos de pandemia, se organicen eventos y se ofrezca seguridad.

–Por supuesto. Amigos de la Ópera ha mostrado una gran valentía organizando esta gala y buscando soluciones para que podamos seguir trabajando y cobrando. Vivimos de esto. Hay mucha gente que no puede esperar más tiempo, necesita los ingresos para sobrevivir. La situación es muy grave. También debo decir que no me parece normal que no pueda haber casi nadie en los teatros y tenga que compartir avión con un montón de personas. Es raro, pero también muy injusto.

–¿Qué se encontrarán los espectadores el domingo?

–Un concierto muy bonito para que, durante más de una hora, se lo pasen bien y no piensen en la pandemia. Si es así, nosotros seremos felices. Se encontrarán grandísimas voces y un repertorio precioso. Les encantará la puesta en escena. Habrá un hilo conductor: la actriz gallega Isabel Naveira (Fariña, Serramoura, Terras de Miranda o Las chicas del cable) se encargará de contar la historia con la ayuda de unas imágenes preciosas. Será algo fuera de lo común.

–¿Ya ha coincidido con alguno de los cantantes de la gala?

–Sí, con todos varias veces, menos con Marina Comparato. Será un gusto. Se darán todos los ingredientes para que tanto nosotros como el público nos lo pasemos bien.

–Ha sido invitado a los teatros más importantes del mundo: Madrid, París, Berlín, Viena, Barcelona, Tokio o Roma. ¿Cuál es la receta del éxito?

–La seriedad, el sacrificio y la humildad para poder detectar los errores y mejorar.

–Estas tres cualidades son todavía más importantes ahora, en plena crisis, ¿no?

–Sin duda. Pensaba que saldríamos mejores del confinamiento, pero no ha sido así. Y te lo digo sabiendo que soy una persona positiva.

–¿Qué canción resume el 2020?

–Nessun dorma, de la ópera Turandot, de Giacomo Puccini.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats