Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas aprobará hoy nuevas limitaciones en Vigo para frenar la movilidad en el puente

El comité clínico pondrá sobre la mesa reducir aforos en hostelería e incluso el cierre perimetral del municipio para detener la transmisión del virus | Caballero avanza que avalará todas las decisiones que tome Sanidade

Encuentro telemático entre Caballero y el conselleiro. | El alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña junto a representantes de la EOXI de Vigo, mantuvieron ayer una reunión telemática para tratar la situación epidemiológica de la ciudad y su entorno. Caballero le transmitió su apoyo a todas las nuevas decisiones en cuanto a restricciones que las autoridades sanitarias puedan plantear para Vigo y reclamó duplicar el número de rastreadores. El alcalde asegura que el conselleiro “no descarta” ninguna medida adicional en Vigo para frenar la transmisión del virus.

Encuentro telemático entre Caballero y el conselleiro. | El alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña junto a representantes de la EOXI de Vigo, mantuvieron ayer una reunión telemática para tratar la situación epidemiológica de la ciudad y su entorno. Caballero le transmitió su apoyo a todas las nuevas decisiones en cuanto a restricciones que las autoridades sanitarias puedan plantear para Vigo y reclamó duplicar el número de rastreadores. El alcalde asegura que el conselleiro “no descarta” ninguna medida adicional en Vigo para frenar la transmisión del virus. FDV

Residencia Bodía, en el Calvario, donde ya han llegado mayores positivos de Ribadumia. FDV

La incidencia del virus en el área sanitaria de Vigo empieza a ser muy preocupante y ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias y al propio Concello de Vigo. Los contagios siguen disparados, con 156 en solo 24 horas, tras batirse un nuevo récord de PCR realizadas: 1.838 en un día. Todo ello provoca que los casos activos en la ciudad y su entorno asciendan ya a 1.624, registrándose por cuarta jornada consecutiva el pico máximo de pacientes con Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Ayer hubo que lamentar además dos nuevos fallecimientos de pacientes con coronavirus. La ciudad se encuentra actualmente en un nivel dos en cuanto a restricciones, esto es, aforos reducidos a la mitad en hostelería, prohibido el consumo en la barra, reuniones de máximo de cinco personas entre personas no convivientes e importantes restricciones también en eventos que suelen ser multitudinarios como entierros o bodas. Y Caballero ya ha tenido que dar marcha atrás en cuanto a la Navidad para evitar posibles masificaciones, suprimiendo elementos clave como la noria y el mercadillo de la Alameda. En toda Galicia, además, el toque de queda se mantiene de 23 a 6 de la madrugada. Pues todo ello podría endurecerse más. Según pudo saber este periódico, la Consellería de Sanidade está estudiando restricciones adicionales con vistas especialmente a la festividad de Todos los Santos, que tiene lugar este domingo.

A las autoridades sanitarias les preocupa la previsible elevada movilidad durante este fin de semana, con gente que quiera desplazarse a su pueblo a visitar a sus familias. Por eso en la reunión del comité clínico de Sanidade que tendrá lugar hoy estará sobre la mesa reforzar esas limitaciones de cara a estos días para que la movilidad no se desboque y aumente todavía más la transmisión del virus. No se descarta ninguna medida, ni siquiera el cierre perimetral de la ciudad durante el fin de semana, es decir, que no se pueda entrar ni salir de Vigo salvo por motivos estrictamente justificados (esencialmente causas laborales o sanitarias). Esta sería la medida más dura que podría poner hoy sobre la mesa el comité clínico, aunque todavía no hay nada decidido, pero se teme que muchas personas aprovechen estos días para acudir a las segundas residencias cuando la recomendación es limitar la movilidad y quedarse en casa lo máximo posible. Tampoco se descarta limitar los contactos sociales únicamente entre las personas que conviven juntas.

Lo que está claro es que se aprobarán más restricciones. Otra de las opciones es limitar todavía más el aforo en bares y restaurantes e incluso prohibir el servicio en el interior de los locales.

El Sergas considera que es necesario elevar el nivel de las restricciones especialmente si se constata que las limitaciones de movilidad nocturna que se han aplicado esta semana no den sus frutos. El alcalde, que se reunió ayer telemáticamente con el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ya avanzó que avalará y apoyará todas las decisiones que las autoridades sanitarias tomen acerca de la ciudad. “Es mucho mejor prevenir que lamentar cuando ya no haya solución, por eso muestro mi lealtad al comité clínico de la Xunta”, apuntó el alcalde. Caballero fue más allá y aseguró que el Concello está en disposición de ofrecer alguna instalación municipal para acoger positivos que no necesiten atención hospitalaria. El alcalde aplaudió el aumento de las PCR diarias del Sergas en la ciudad y reclamó la posibilidad de llegar a las 3.000 pruebas al día para detectar asintomáticos. El conselleiro transmitió a Caballero que comunicará “de forma inmediata” cualquier decisión que afecte a Vigo y que el comité clínico proponga hoy a la Consellería de Sanidade.

La nueva residencia del Calvario y Povisa ya acogen a mayores contagiados de Ribadumia

La Consellería de Política Social ha seleccionado la residencia privada Bodía Boullosa Pardo de Vera, ubicada en la calle Sagunto, en pleno barrio del Calvario, para que funcione como un centro integrado para la tercera edad y pueda atender a mayores de los geriátricos que están infectados y que necesitan cuidados médicos, pero no hasta el punto de ser necesario su ingreso hospitalario. Según fuentes de Consellería Social, ya se han trasladado a este centro a seis mayores positivos de la residencia DomusVi Ribadumia, donde hay un brote de Covid importante con veinte usuarios y cinco trabajadores contagiados. Otras fuentes, sin embargo, apuntan a que ya son diez los mayores de Ribadumia trasladados. Para aligerar la presión asistencial sobre ese centro, se ha trasladado a esos ancianos a la residencia del Calvario, que está ya completamente medicalizada y cuenta con personal médico y de enfermería aportada por el Sergas. La residencia Bodía cuenta con unas cuarenta plazas y en función de la evolución de la pandemia en los geriátricos podrían llenarse. No se descarta, por ejemplo, que comience a recibir a alguno de los más de 80 mayores infectados de la residencia de Salvaterra. Además, el Sergas también ha derivado a Povisa a varios ancianos de Ribadumia. Según fuentes conocedoras de la situación, todos los trasladados, tanto al Calvario como a Povisa, son asintomáticos o tienen síntomas leves, sin necesidad de cuidados intensivos. Los motivos del traslado, según apuntan desde la Xunta, se dan siempre en función de criterios médicos, y se considera que este centro medicalizado del Calvario está perfectamente adaptado y con unas instalaciones adecuadas para acoger a mayores positivos. La idea es que funcione como un centro integrado que pueda acoger a mayores de geriátricos de todo el sur de Galicia. Se trata de una residencia privada, ubicada en la calle Sagunto 24, que estaba a punto de abrir sus puertas cuando llegó la pandemia tras rehabilitar el edificio. Desde el departamento autonómico explican que es el único centro que reúne las condiciones que buscan: que esté preparado y esté adaptado para todo tipo de pacientes, incluidos los dependientes. En cuanto a la situación de las residencias de la ciudad, la principal novedad es que el centro para la tercera edad Ballesol, ubicado en Gran Vía, registró el positivo de un trabajador. Es el primer contagio en esta residencia desde el inicio de la pandemia

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats