SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bus entre Vigo y Madrid se eterniza: hasta nueve horas y media y 13 paradas intermedias

Avanza envía ya con rodeo por Pontevedra y O Carballiño sus dos autocares diarios entre la ciudad olívica y la capital | El servicio más rápido emplea 8 horas y 35 minutos

Un autocar de Avanza que cubre la línea entre Vigo y Madrid en la estación de autobuses

Un autocar de Avanza que cubre la línea entre Vigo y Madrid en la estación de autobuses

Si usted ya tiene una edad (tampoco mucha) se acordará de cómo se eternizaba el viaje entre Vigo y Madrid por carretera. Las más de ocho horas que eran precisas para llegar a la capital antes de que se culminará la autovía A-52 -podían dilatarse todavía más en función de las paradas casi obligatorias para avituallarse en A Cañiza y Benavente-, hace años que pasaron a la historia. Actualmente es posible llegar en coche particular en menos de seis. Pero si prefiere el transporte colectivo y es un nostálgico, está de enhorabuena. Puede "disfrutar" de un auténtico viaje al puro estilo tren transiberiano. Eso sí, sobre el asfalto. Un trayecto de 9 horas y 30 minutos en un autocar de Avanza que, además, le llevará de "turismo" por multitud de localidades gallegas y castellanoleonesas.

Lejos de acelerar, como sí ha hecho en tren, que actualmente le ha robado otros 50 minutos al reloj, los autobuses que conectan Vigo con Madrid han ido perdiendo potencia. Y mucha. Hace solo un año el más lento tardaba 9 horas. El más rápido, poco más de siete. A día de hoy, y según la oferta que tiene el grupo Avanza en su página web, el más veloz necesita 8 horas y 35 minutos para llegar a Madrid ;y el más lento, las citadas 9 horas y media. Y no hay más. Estos son los dos únicos servicios que hay actualmente.

Rodeo y 13 paradas intermedias

Vigo entiende mucho de rodeos. Sobre la mesa está la polémica de la más que probable salida de su tren a Madrid vía Santiago en lugar se seguir directo por la vía del Miño hacia Ourense. Una hipótesis que el alcalde, Abel Caballero, rechaza tajantemente. Pero en lo que al transporte en autobús se refiere, el rodeo ya es una realidad. Los dos autocares diarios que fleta Avanza desde Vigo (salida a las las 09.00 y 23.55 horas) dejan ya de lado la autovía directa A-52 hacia la Ciudad de las Burgas. En su lugar, "escalan" hasta Pontevedra para seguir luego por la sinuosa carretera nacional hacia O Carballiño y, de ahí, a Ourense. Cierto es que este recorrido no es nuevo. Pero sí que, como oferta Avanza, todos sus servicios vayan ya por ahí y que ninguno acelere, como sería habitual, por la autovía A-52. De ahí que ya ninguno de sus buses baje de las 8 horas 35 minutos de duración a día de hoy.

De Vigo a Madrid con parada en: Pontevedra, Soutelo, O Carballiño, Ourense, Allariz, Xinzo de Limia, Verín, Ventas da Barre, A Gudiña, Puebla de Sanabria, Mombuey, Benavente y Tordesillas

Pero ahí no se queda la cosa. Los vigueses deben soportar además hasta 13 paradas intermedias antes de llegar a Madrid. Por sus ventanas verán de cerca las estaciones de bus de: Pontevedra, Soutelo, O Carballiño, Ourense, Allariz, Xinzo de Limia, Verín, Ventas da Barre, A Gudiña, Puebla de Sanabria, Mombuey, Benavente, Tordesillas y, al fin, la Estación Sur de Madrid.

  • DE HASTA 8 BUSES DIARIOS EN LA DÉCADA DE LOS 90 A SOLO DOS

    La línea de bus Vigo-Madrid ha ido menguando poco a poco. En los años 90 -aseguraban hace solo un año varios empleados de la compañía- llegó a haber hasta 8 autocares por sentido. Desde entonces la oferta se ha ido reduciendo hasta los 4 que había a principios de año, justo antes de declararse la pandemia del coronavirus. Los autocares partían de Vigo a las 9.00, 13.30, 23.00 y 23.55 horas. Ahora solo se ofrecen el primero y el último, ambos con rodeo por O Carballiño. Los sábados solo había tres frecuencias que se compensaban el domingo con cinco. De hecho, a finales de 2019 se suprimió uno de los cinco autocares diarios que había hasta entonces.

¿Por qué el bus atrasa en lugar de acelerar?

Un autobús de Avanza de la línea Vigo-Madrid en la estación de la ciudad olívica

Al margen de la caída de la oferta como consecuencia de la crisis del coronavirus y que afecta a todos los transportes, desde el grupo Avanza focalizaron hace solo un año en la competencia del tren el motivo del deterioro del servicio de autobús entre Vigo y Madrid. Tanto en tiempos como en precios. Fue justo cuando, como avanzó este periódico, la empresa decidió suprimir un bus diario pasando de cinco a cuatro.

"El día que inauguren el AVE hasta Vigo esta línea (de autobús) solo tendrá sentido para los viajeros de los pueblos"

decoration

Entonces, la compañía ya apuntaba solo directamente a la mejora y las ayudas que recibe el transporte ferroviario y criticaba directamente al Gobierno por no potenciar los servicios terrestres. "El Ministerio da preferencia al tren frente al transporte por carretera en autobús", señalaban desde la empresa. "El día que inauguren el AVE hasta Vigo esta línea (de autobús) solo tendrá sentido para los viajeros de los pueblos si el Ministerio sigue con su política tarifaria", advertían desde Avanza. A priori, la compañía habría descartado suprimir más frecuencias de la línea Vigo-Madrid-Vigo. Pero sí vaticinaron entonces que habrá más recortes en cuanto entre en funcionamiento el AVE.

Hasta un 25% de viajeros menos antes del coronavirus

La caída de viajeros en la línea de autobuses Vigo-Madrid comenzó a acrecentarse a partir del año 2012, cuando Renfe introdujo los actuales trenes Alvia entre Guixar y Chamartín y consiguió reducir el tiempo de viaje en una hora hasta las poco más de seis. Desde este mes son ya 50 minutos menos. Solo la frecuencia que suprimió el año pasado Avanza, y siempre según sus propios datos, antes de la puesta en marcha del citado ferrocarril movía en torno a 125.000 pasajeros anuales. A finales del año pasado -cifraban- rondaba los 100.000. "La demanda se ha reducido un 25%", argumentaban.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats