El sector hostelero es uno de los más castigados por la pandemia del coronavirus. Bares y restaurantes de Vigo tratan de sobrevivir a las medidas decretadas por el Gobierno y la Xunta de Galicia con las que se pretende frenar el avance del virus tanto en Galicia como en el resto de España. El endurecimiento de las restricciones y la entrada en vigor de un nuevo estado de alarma ha sido la estocada final que coloca a muchos negocios al filo del cierre. De hecho, los hosteleros vigueses ya auguran una "cascada" de cierres antes de Navidad.

Entre muchos de los problemas a los que se enfrenta el sector como consecuencia del toque de queda en Galicia está el de los horarios de cierre. "La tarde-noche ya ha muerto para los restaurantes. Marcharse a casa a las 23 horas va en contra de la tradición y las costumbres horarias de la gente. Es otro ataque en la línea de flotación”, critica César Sánchez-Ballesteros, presidente de laFederación Provincial de Hostelería.

Aunque algunos hosteleros tratan de animar a los vigueses a cambiar sus hábitos y adelantar la hora de cena, el presidente de Feprohos no cree que esta costumbre llegue a calar en nuestro país. Por eso nos preguntamos si estaríais dispuestos a cambiar vuestras costumbres para ayudar a un sector castigado por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.