La Policía Nacional detuvo a un vigués de 44 años y con 27 antecedentes delictivos por robo con violencia, tras llevarse la recaudación de una peluquería a punta de navaja. Ocurrió el 10 de octubre, cuando la dueña del establecimiento llamó al 091 para denunciar, asustada, que acababa de ser víctima de un atraco en su establecimiento. El ladrón amenazó a una trabajadora y gritó a los clientes.