Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La demanda desatada por la vacuna de la gripe lleva a dar citas ya para diciembre

Algunos centros de salud ponen más de 300 dosis diarias | El Covid no da tregua: 137 contagios en 24 horas, nuevo máximo | La Xunta interviene la residencia de Salvaterra

10

Los vigueses comienzan a vacunarse contra la gripe Marta G. Brea

El aluvión de solicitudes de citas para la vacuna de la gripe ha superado todas las previsiones tanto de los centros de salud como de la propia Consellería de Sanidade, que ha tenido que enviar nuevas dosis a los ambulatorios que se han quedado sin ellas ante la elevada demanda. Y es que los centros de salud con un mayor volumen de población atendida, como la Doblada o Coia, están poniendo más de trescientas vacunas diarias, por lo que se pueden apreciar casi cada día importantes colas en la entrada. La razón de todo esto está clara: el temor a contraer la gripe en plena pandemia del Covid-19. De momento hay que señalar que el virus gripal no ha hecho acto de presencia. Esa elevada demanda provoca que algunos de los ambulatorios, como el mencionado de la Doblada, tengan ya cubiertas las citas para todo noviembre y tengan que agendar ya a los nuevos solicitantes para que se vacunen en diciembre. Antes de la llegada de esas nuevas dosis enviadas por el Sergas, los centros de salud tuvieron que anular las citas, sobre todo de los menores de 65 años. Los sanitarios se están focalizando especialmente en los grupos de riesgo y en algunos ambulatorios informaban ayer a la entrada que solo iban a poner la vacuna de la gripe a personas de esos grupos.

Según apunta Arturo Regueira, jefe de Enfermería del centro de salud de la Doblada, a los pacientes que no pertenecen a ningún colectivo de riesgo ni se han puesto la vacuna el año pasado, se les da una cita preferentemente telefónica con su enfermera habitual, que es la que decidirá si es necesario que se vacune o no. “Son personas que pueden esperar, les decimos que aguanten. Deben tener preferencia los mayores de setenta años”, defiende Arturo Regueira.

Respecto al personal sanitario de los centros de salud, su vacunación es voluntaria, por lo que no hay cifras de cuántos se han puesto la dosis. Y es que la población diana para la vacuna gripal son personas de más de 65 años; usuarios de residencias; embarazadas y las que han sido madres en los últimos 6 meses; menores de 6 meses a 18 años con tratamientos prolongados de ácido acetilsalicílico; prematuros de 6 meses a 2 años; y personas con patologías de riesgo. También los sanitarios, incluidos los que estén en prácticas; los trabajadores de geriátricos o centros de atención a crónicos; los cuidadores a domicilio de mayores o pacientes de riesgo; y los profesionales de servicios esenciales; entre otros.

Respecto a la incidencia de la pandemia en el área sanitaria de Vigo, el último balance del Sergas presentado ayer, con datos del pasado lunes, reflejó que se produjeron 137 contagios en solo 24 horas, lo que ha provocado que se haya llegado a un máximo de casos activos desde el inicio de la pandemia: 1.358. Es una cifra más elevada incluso que en los momentos más duros de la primera ola, allá por abril. No obstante, hay que incidir en que la presión hospitalaria es menor que por aquel entonces: mientras ahora hay 59 personas ingresadas, en aquella primera onda llegó a haber más de setenta. Hay que lamentar dos nuevos fallecimientos: dos hombres de 88 y 84 años que estaban ingresados en el hospital Álvaro Cunqueiro y que tenían patologías previas. Estas dos nuevas muertes elevan las víctimas mortales en el área sanitaria viguesa por coronavirus a 143.

Otra de las malas noticias llegaba ayer desde la residencia de mayores de Salvaterra de Miño, que contabilizó en la última jornada nuevos positivos de 42 usuarios y 21 trabajadores. En total ya hay 110 infectados entre ancianos y empleados, lo que ha obligado a la Xunta de Galicia a intervenir el geriátrico para garantizar la calidad asistencial y la correcta protección de la salud tanto de las personas usuarios como de los trabajadores del centro. Un equipo de profesionales sanitarios del Sergas ya se ha desplazado al centro y se ocupa de hacer un seguimiento médico permanente sobre la situación de los residentes, así como de vigilar la correcta aplicación de las medidas de prevención, seguridad e higiene. Es la primera residencia de mayores intervenida por la Xunta en esta segunda ola.

La mayoría de niños positivos se contagia en su entorno familiar, no en el colegio

Los positivos de menores que se están detectando en los centros de salud de Vigo son consecuencia de contactos con adultos, especialmente en el entorno familiar, y no con compañeros del colegio. “Es el adulto el que contagia al pequeño”, asegura Juan Loira, pediatra del ambulatorio de Matamá. El facultativo explica que todas las afecciones respiratorias que están llegando en los últimos días al centro se están tratando como posibles Covid y que, por tanto, se encarga la PCR a todos los niños que presentan síntomas sospechosos.

Este pediatra explica cómo ha cambiado la tendencia de la vacunación de la gripe en los más pequeños._Asegura que en los años anteriores los padres no querían vacunar a sus hijos, pero ahora lo están pidiendo “en masa” ante la “presión social y el miedo” provocado por el coronavirus. Los pediatras, por lo general, reclaman que se vacunen a la mayor cantidad de niños posible para evitar que en noviembre y diciembre, con la llegada del virus gripal y de la bronquiolitis, entre otros, se produzca un colapso en los servicios sanitarios al coincidir estas enfermedades con el_Covid-19.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats