Los peajes de la AP-9 tendrán capítulo propio en los presupuestos del Gobierno. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, avanzó ayer que las cuentas elaboradas por el Ejecutivo –que se presentan hoy– abordarán las tarifas de la autopista. En el acuerdo alcanzado en su día con el BNG para la investidura de Pedro Sánchez se recogía rebajas para los usuarios habituales, la gratuidad del tramo Vigo-Redondela o compensar la subida anual acumulativa de los peajes. Ábalos no entró en detalles, pero sí avanzó que el Gobierno abordará el “problema” y “agravio” de las tasas en la autopista de Galicia.

El ministro calificó los gravámenes de “tema crítico” y avanzó la “eliminación del agravio que muchos gallegos sufren con los peajes de la AP-9”, un “agravio real” –insistió– que “por primera vez este Gobierno va a enfrentar”. La semana pasada el BNG incidía en que su apoyo a las cuentas estatales estaban condicionadas a que el Gobierno central garantizase un mayor esfuerzo inversor en Galicia y rebajas y bonificaciones en los peajes de la autopista.

Desde la Xunta se reclama al Gobierno que garantice la permeabilidad de la AP-9 en Teis a través de los pasos elevados. Infraestruturas se ha dirigido con ese fin a Transportes después de que este haya enviado un escrito a los vecinos en el que restringe al tránsito de peatones el paso por las estructuras de los PK. 1+900V y 1+500V de la AP-9. La Xunta incide en la importancia de convocar la comisión de gestión de la AP-9.