Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pediatras vacunan de la gripe solo a la población de riesgo ante la elevada demanda

La asociación de esos facultativos de Primaria advierte de la necesidad de priorizar para que lleguen las dosis existentes

Una enfermera pone una vacuna en el centro de salud de Matamá.

Una enfermera pone una vacuna en el centro de salud de Matamá.

La alta demanda de vacunas ante el miedo que provoca entre la población su coincidencia con el Covid-19 también se está percibiendo en las consultas de Pediatría. No solo se lo están tomando más en serio aquellas familias con niños u otros miembros pertenecientes a grupos de riesgo, sino también otras que no. Pero no hay dosis suficientes para una vacunación universal. De ahí que los pediatras, este año, se vean obligados a priorizarlas y negársela –al menos, de momento– a los que no cumplen estos requisitos.

La Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria (AGAPap), en sintonía con lo indicado por Salud Pública, ha remitido a los facultativos un mensaje en el que advierten de la necesidad de restringir la inmunización a la población diana para poder dar respuesta a aquellos que más la necesitan. “Tenemos unas indicaciones claras a las que tenemos que ceñirnos”, señala su presidenta, la doctora Amparo Rodríguez Lombardía y añade: “lo que intentamos es que sea escalonada, priorizando grupos de riesgo”. Si hacia el final de la campaña –se cierra el 31 de diciembre– sobraran inyecciones, se abriría al resto. La pediatra explica que este año aparcan el debate sobre si es conveniente una vacunación universal de la gripe. “Hay las dosis que hay”, subraya y cuenta que las familias lo están entendiendo “perfectamente”.

En la consulta del doctor Juan Manuel Sánchez Lastres, en el centro de salud de Chapela, también están percibiendo ese aumento del interés de las familias por vacunar a los niños. Ya han tenido que negársela a algunos “porque no cumplían los criterios de vacunación” y hay “escasez de existencias” para la alta demanda que este año ha provocado la pandemia. El expresidente de la Sociedad de Pediatría de Galicia explica que se revisan los expedientes para ver si está indicada la inmunización antes de inocularla.

¿Y cuáles son esto criterios? Niños prematuros entre 6 meses y dos años. Menores que reciben tratamientos prolongados de acido acetilsalicílico. Niños con enfermedades respiratorias crónicas, como asma; cardiovasculares crónicas; metabólicas, como diabetes; renales y hepáticas; inflamatoria intestinal crónicas; celíaca; hematológica moderada o grave; reumáticas; oncológica, neuromuscular crónica, obesidad mórbida; síndrome de Down; entre otras. También aquellos menores que conviven con personas de los grupos de riesgo por su condición clínica –no solo por edad–.

El pediatra José Medina Pomares, del centro de salud de Nicolás Peña, explica que “no solo se valora al niño, sino también la situación familiar”, al ser los menores vectores de transmisión. También ha constatado en su consulta que hay más familias que “han preguntado” este año por la vacunación, pero explica que dependen “de la disponibilidad de vacunas”.

Por otra parte, en el centro de salud de Pintor Colmeiro volvieron a tener problemas de suministro de vacunas y tuvieron que anular citas, posponiéndolas hasta noviembre.

Compartir el artículo

stats