El entorno de la calle Areal ganará fuerza como polo empresarial. Y por partida doble. Además de acoger la nueva sede de la Zona Franca, que prevé trasladar ya sus primeros empleados al antiguo Rectorado la próxima semana, el Consorcio estatal adquirirá un edificio en el entorno para arrendarlo como oficinas y bajos comerciales. El Comité Ejecutivo de Zona Franca abordó ayer activar la búsqueda con un presupuesto de 2,4 millones. El proceso se lanza además con un objetivo bien definido: el inmueble debe tener al menos 1.000 m2 y situarse en un radio de 200 metros que toma como referencia la sede del Consorcio.

“Haremos una oferta pública para ubicar edificios en el entorno en los que poder ubicar la demanda que tenemos en la actualidad de espacios dedicados al emprendimiento, la economía y la empresa”, explicó el delegado estatal, David Regades, quien recordó que el objetivo de la Zona Franca es que sus nuevas instalaciones en el Areal sean también un espacio abierto a las empresas. Entre las firmas que han mostrado su interés en los bajos de la sede destaca la sociedad de capital riesgo Vigo Activo y el ICEX. Uno de los objetivos del traslado al centro de Vigo es aprovechar el uso empresarial de las instalaciones de Bouzas y en esa línea Regades avanzó también su objetivo de que este mes se pueda sacar a concurso el aprovechamiento de toda la sala de exposiciones del Consorcio en Bouzas, que está parcialmente ocupada desde abril.

Otro de los temas que pasó ayer por el Comité Ejecutivo de Zona Franca afecta directamente a su presencia en la villa boucense. Puertos del Estado acaba de notificar al Consorcio la ampliación del plazo de concesión en el área portuaria, que finalizabas en 2024. Según precisó Regades, el organismo ha ampliado la autorización de Zona Franca por 12 años prorrogables en otros 13, lo que garantiza al menos la presencia de la institución en Bouzas hasta al menos 2036.

“Vigo ha asegurado por 20 años más el poder seguir ofreciendo en Bouzas el mejor recinto franco de todo el noroeste peninsular para los negocios de import-export”, recalcó Regades. Tras el comité, el delegado informó también de que la empresa Novoberbés S.L. ha presentado una opción de compra para optar a la adjudicación de la parcela en la manzana 9 del Área Industrial del parque Porto do Molle. El terreno dispone de 1.962 metros cuadrados y la compañía la adquirirá por 239.364 euros más IVA. “Porto do Molle sigue imparable acogiendo industrias y empresas que diversifican nuestro tejido industrial y por tanto fortalecen la economía de Vigo y su área”, añadió.

 Otro de los temas que ayer se abordó en la asamblea es arrendar los locales de la planta baja del edificio del Centro de Servicios de A Granxa a la empresa Gobe Decaba S.L. para destinarlos a guardería-escuela infantil. Su objetivo, apuntó Regades, es reforzar la conciliación y cubrir un “déficit” del ámbito industrial. El acuerdo implicará una inversión de 112.000 euros y permitirá que la nueva dotación esté lista a lo largo de este mismo año.

Límite al canon de PSA hasta 2024

Uno de los temas de mayor peso que pasó ayer por el Comité Ejecutivo de Zona Franca es la limitación del canon de producción que paga PSA. Como avanzó FARO, el Consorcio ha decidido ajustar de forma temporal el gravamen entre 2020 y 2024, estableciendo un límite máximo de 3,5 millones de euros (IVA no incluido) al canon de producción que la empresa debe abonar cada año. El acuerdo también fija un límite mínimo, un suelo, que se fija en 2,5 millones.

El objetivo, como recalcó el delegado estatal, David Regades, es “dinamizar la economía en el área e impulsar la actividad”, así como el empleo generado. El acuerdo está de hecho vinculado a la estabilidad en el empleo y la producción de coches en Vigo.

Tanto el límite máximo como mínimo al importe del canon se aplicará hasta 2024. En 2025 se volverá a lo recogido en el contrato.

20.000 m2 para la plataforma logística 4.0

Durante el Comité, Regades presentó los trabajos que se están desarrollando para instalar en el área una infraestructura industrial Intermodal Logística 4.0 que busca mejorar la competitividad del sector del automóvil y la logística y que está ya gestionada por una sociedad constituida en julio con las siglas IIIL 4.0. Su meta es ayudar al desarrollo y dinamizar el flujo logístico intermodal de los proveedores del sector.

El delegado informó ayer de que Zona Franca abrirá un expediente para la compra de una parcela industrial que disponga de un apeadero directo de ferrocarril donde construir la plataforma que posteriormente IIIL 4.0 alquilará al Consorcio. El comité aprobó iniciar el expediente de oferta pública para terrenos situados en la línea entre Balaídos y Salceda. La superficie mínima debe ser de 20.000 m2 con una ocupación de al menos 8.000.