Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GRAN VIGO

El nuevo Alvia de Pontevedra deja a Vigo como la urbe del Eje con el tren más lento a Madrid

Solo tarda más Ferrol | El estreno de Pedralba deja el viaje en 5 horas y 45 minutos | Vigo tiene la mitad de servicios directos que Santiago

Alvia a su llegada a la estación de Guixar

Alvia a su llegada a la estación de Guixar J. Lores

El transporte ferroviario de Galicia da un paso más hacia la alta velocidad. Aunque en Vigo ese paso no es tan firme ni tan largo como en otras latitudes de la comunidad autónoma. La apertura del tramo Pedralba-Zamora la próxima semana dejará el servicio Alvia entre Guixar y Chamartín en 5 horas y 45 minutos, media hora menos que en la actualidad. En el trayecto inverso (Vigo-Madrid), que a día de hoy se demora 6 horas y 42 minutos, el recorte será algo más abultado y rozará la hora. Son ahorros sensibles, pero mantienen el viaje a la capital en la esfera de las seis horas, una marca de la que se alejan el resto de ciudades del denominado Eje Atlántico de alta velocidad, el corredor comprendido entre A Coruña y Vigo. De hecho en Galicia solo Ferrol superará en tiempos a Vigo, que –según la primera programación colgada en su web por Renfe– manejará unos tiempos de viaje muy similares a los de la capital lucense. Es más, el trayecto Madrid-Lugo es de 5 horas y 35 minutos.

La clave de que Vigo se sitúe a la cola en tiempos se debe a un “efecto secundario” de la apertura del tramo Pedralba-Zamora, un trecho ferroviario recién modernizado de unos 110 kilómetros que –según los expertos– permitirá ahorrar cerca de 50 minutos de viaje. Aprovechando el estreno Renfe ha decidido activar un nuevo servicio Alvia en Pontevedra, un tren directo que enlazará la urbe del Lérez con Chamartín vía Santiago. A diferencia de los Alvia actuales que unen Pontevedra con Madrid, el que está a punto de activar Renfe deja a Vigo al margen de su trazado. En vez de bajar a Guixar y proseguir hacia Ourense, el convoy subirá de Pontevedra a Compostela y continuará por la vía estrenada en 2011 hasta la urbe das Burgas. Gracias al doble ahorro de tiempo que conseguirá con Pedralba y el nuevo recorrido, el Alvia enlazará Pontevedra y Madrid en alrededor de 5 horas y 20 minutos, muy por debajo de sus tiempos actuales. De todas las urbes de Galicia es, por esa razón, la que más se beneficia de los cambios.

El nuevo servicio y los ahorros de tiempos derivados de la puesta en marcha de Pedralba arrancarán la próxima semana, día 27. En una nota, Renfe aporta un cálculo de los tiempos de ahorro. Según sus datos –la duración de los trayectos actuales publicados en la web de Renfe puede verse afectada a causa del Covid– Vigo disfrutará de un recorte de 31 minutos. En Pontevedra serán 86, en Lugo 62, en Compostela 41 y en Ourense 39.

El dato de Vigo solo superaría al de A Coruña, que vería reducido su trayecto en 24 minutos. Entre ambas metrópolis hay sin embargo una diferencia clave: A Coruña se benefició ya en 2011 de un recorte de tiempos entre Santiago y Ourense, por lo que un pasajero herculino tardará ahora cerca de 5 horas y 20 minutos en llegar a Madrid.

La parrilla tampoco favorece a Vigo. Entre trenes directos y con enlace, la ciudad sumará cuatro diarios. En Ourense, Santiago y A Coruña serán ocho, en Pontevedra seis y en Lugo cinco. La mejora de tiempos se traducirá en un alza del 5% en las tarifas, aunque Renfe ofrece descuentos de hasta el 70%. En un inicio se hará transbordo por carretera entre A Gudiña y Puebla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats