Marea de Vigo propondrá que los próximos presupuestos municipales se elaboren teniendo en cuenta la participación vecinal y que dediquen uno de cada tres euros a las parroquias.

Así lo destacó ayer el concejal Rubén Pérez, quien insistió en la necesidad de “ejecutar de inmediato” 10 millones de euros de las partidas de este año para ayudar al comercio y a la hostelería a sobrellevar su situación por el Covid.

Pérez también se pronunció sobre el capítulo de gastos de personal: pidió una “verdadera negociación” entre el Concello y los sindicatos y que haya contrataciones con bolsas de empleo al no poder generarse plazas.