El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Vigo ha anulado una sanción de 601 euros a un hombre que paseó por la ciudad durante el estado de alarma al entender que no se le puede achacar una infracción por desobediencia. Los hechos ocurrieron el 17 de marzo, cuando la Policía Local observó que este hombre paseaba por la zona de Bouzas pese a estar en vigor el estado de alarma y extendieron un boletín de denuncia, sin ningún requerimiento previo.