Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los juzgados trazan un plan de choque para desatascar los 4.000 pleitos pendientes de cláusulas

La propuesta, elevada al TSXG, es que los dos jueces del tribunal de refuerzo que cierra en 2021 se unan a la sala que acumula el colapso

El juzgado de refuerzo de cláusulas del Casco Vello.

El juzgado de refuerzo de cláusulas del Casco Vello. // Marta G. Brea

Nunca antes un determinado tipo de pleito había causado tal colapso. Se trata de las cláusulas suelo. La avalancha de litigios de esta polémica condición bancaria que durante años campó a sus anchas en las hipotecas ha provocado un atasco crónico del que los tribunales vigueses todavía no han sido capaces de salir. Las demandas empezaron a llegar en aluvión en el verano de 2017 y, a día de hoy, todavía se acumulan casi 4.000 procedimientos a la espera de resolución. Ante esta situación, desde los juzgados de Vigo se ha elevado una propuesta al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), en forma de plan de choque, para desatascar esos miles de asuntos pendientes y tratar de aliviar en la medida de lo posible la demora que han venido sufriendo los afectados por el suelo hipotecario. Porque hay demandantes que han tenido que esperar por su juicio la friolera de más de tres años. De hecho, un puñado de causas de las presentadas durante las últimas semanas de 2017 no tendrán la vista hasta enero de 2021.

El plan de actuación propuesto desde Vigo se abordó en la Sala de Gobierno que el TSXG celebró este pasado viernes. Una propuesta que tiene su origen en que al juzgado de refuerzo del Casco Vello -el primero que se habilitó en Vigo para asumir las demandas de cláusulas suelo de toda la provincia- le queda ya poco para terminar su labor. Esto tiene su explicación. Esta sala empezó a funcionar en junio de 2017 y en solo siete meses, hasta diciembre de ese mismo año, recibió toda una avalancha de casos: más de 2.600. Era en cierto modo lo que se temía, ya que acababa de salir la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que, fallando a favor de los consumidores, estableció que para esta cláusula había aplicar el criterio de la retroactividad total: es decir, que los bancos estaban obligados a devolver a los clientes todo lo que éstos habían abonado de más en sus hipotecas.

Pues bien, tal fue el aluvión que recibió ese juzgado de refuerzo que el 31 de diciembre de aquel mismo 2017 dejó de recibir procedimientos nuevos. Se dedicaría a enjuiciar y sentenciar todos los acumulados durante ese corto período. Y a día de hoy por fin están a punto de finalizar. Probablemente entre enero y febrero del próximo año tengan ya resueltos todos esos asuntos que arrastraban desde hace tres años.

Todo apunta a que, una vez sentenciados todos los casos a principios de 2021, este juzgado cerrará sus puertas, como ocurrió en su día con el de refuerzo creado para las preferentes. Pero lo que se quiere desde Vigo es que los dos jueces destinados en esta sala -ambos son jueces de adscripción territorial (JAT)- se unan al Juzgado de Primera Instancia número 14, que es el que tramita los procedimientos de suelo hipotecario que entran desde el 1 de enero de 2018 y el que, por tanto, sufre ahora el colapso. Porque desde su apertura hasta la actualidad ingresó más de 4.800 pleitos. El ritmo de nuevas demandas bajó este año, pero sigue habiendo un goteo diario. Además, junto a casos de suelo hipotecario, los tienen de otras cuestiones hipotecarias que también dan lugar a bastante litigiosidad, como los asuntos de gastos, de intereses de demora o de cláusula IRPH.

Apoyo

Si los dos JAT que están ahora en la sala de refuerzo se unieran a la magistrada titular de Instancia 14 como pide Vigo, esto supondría que el tribunal tendría a tres jueces enjuiciando, lo que contribuiría a deshacer el atasco. Es posible que la cifra incluso fuera de cuatro, ya que Instancia 14 tiene un juez de apoyo a tiempo parcial. Este refuerzo está aprobado hasta diciembre y se desconoce si el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) prorrogará la medida en 2021.

El plan de actuación fue ya examinado por el TSXG, pero no trascendió la decisión adoptada en la comisión celebrada el viernes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats