Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aceras de tres metros de ancho y cuarenta nuevos árboles

El proyecto técnico de la obra establece la ampliación de aceras en la Baixada y la "racionalización del tráfico rodado, eliminando los aparcamientos en línea existentes dejando un ancho de calzada de siete metros". Se dará continuidad a "la acera existente sobre el muro, eliminando el peldañeado y la escalinata". Para mejorar la accesibilidad se amplía la acera descendente hacia la Plaza, "eliminando los escalones y la escalinata del tramo final y creando una senda de tres metros de ancho de ancho con una pendiente máxima del 8%.

Habrá nuevas redes de alumbrado, saneamiento y demás servicios públicos, como en la propia Plaza, donde se "eliminarán los aparcamientos en superficie existentes en la rotonda. Además, se tendrá en cuenta el túnel bajo la zona con la ubicación de su Centro de Control.

Se potenciarán los itinerarios peatonales y "se protegerá de la lluvia la zona de espera de taxis con una pérgola". Además, "se mantendrá, en la, el arbolado existente", si bien la previsión es pasar de los 17 actuales a un total de 68, como siete palmeras, seis camelias, 48 arces o tres plátanos de sombra, entre otros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats