El histórico vuelo entre Vigo y París de Air France ni se intuía. La ruta actual más longeva de Peinador, Bilbao, ni siquiera había nacido. Pero es que tampoco lo había hecho la aerolínea que la iba a operar: Air Nostrum. Air Europa, segunda ahora en el ránking de pasajeros de la terminal olívica, era una neotata. Vueling, low cost, Ryanair... ¿qué es eso? Corría la década de los 80 y en la pista olívica reinaba solo una compañía aérea que a muchos le sonará hoy a chino: Aviaco. En la parrilla de rutas, Madrid y dos conexiones con algo impensable a día de hoy: una parada intermedia en otro aeropuerto antes de llegar a destino. Era la Vigo-Valladolid-Barcelona y la Vigo-Bilbao-Valencia. Hace ya más de 30 años de todo esto pero, de alguna forma, la pandemia del coronavirus lo ha puesto de actualidad.

El coronavirus parece que hubiera metido al aeropuerto de Vigo en el DeLorean de la famosa saga Regreso al Futuro Un viaje que lo ha llevado a finales de la década de los 80. Por aquel entonces apenas se superaban los 200.000 viajeros anuales en la terminal olívica. Con el arranque de los 90 crecería hasta por encima de los 300.000. Una cifra impensable actualmente. O al menos lo era hasta el primer trimestre de este año. Porque ahora será una realidad. Según las estadísticas de AENA, la pista olívica cerrará este año con aproximadamente tantos pasajeros como habitantes tiene Vigo en su censo. Es decir, el virus, de un plumazo, se ha llevado al aeropuerto de Vigo a finales de la década de los 80. E, igualmente, le acabará robando en torno a 700.000 viajeros en apenas unos meses.

La situación, por supuesto, no es exclusiva de Peinador. El resto de terminales gallegas y españolas pierden mes a mes más de un 60% de viajeros respecto al año pasado. Hasta agosto la terminal olívica suma solo 217.000 viajeros, lo que representa un 68% menos que en 2019. Lavacolla, 678.000 (-65%) y Alvedro, 325.000 (-63%).

¿Qué vuelos hay actualmente en Peinador?

Como en la década de los 80, el aeropuerto de Vigo sobrevive a día de hoy gracias a la conexión con Madrid. Lo que en aquel entonces estaba en manos de Aviaco, hoy es competencia de Iberia y Air Europa. Pero su oferta no tiene nada que ver con la que había antes de declararse la pandemia del coronavirus. Frente a los hasta cinco y cuatro vuelos diarios por sentido que tenían respectivamente, ahora apenas llegan a dos.

Vueling también aguanta en la ruta a Barcelona, pero con una oferta muy mermada. Como mucho, un avión por sentido. Y en noviembre no será ni siqueira diario, ya que solo operará los lunes, miércoles, viernes y domingos.

Binter es la tercera y última aerolínea que hace frente al coronavirus en Peinador con vuelos a Gran Canaria y Tenerife dos día a la semana.

Y, aunque la compañías aéreas están lanzando ofertas muy atractivas para intentar llenar sus aviones, lo cierto es que la demanda no acaba de despegar. Por lo pronto, 2020 se cerrará con un pérdida de entorno a un 60% de viajeros. Probablemente más. Y, si la situación no mejora en 2021, su viaje a la década de los 80 será mucho más largo de lo deseado.