El Festival de Cine Inclusivo de Vigo "nació para hacer visible lo invisible", según su director, Gonzalo Suárez, razón por la que su próxima edición, que se presentó ayer y que se celebrará entre los próximos 13 y 17 de octubre, está dedicada a los sanitarios que llevan tantos meses combatiendo el coronavirus. El certamen ha conseguido añadir nuevas secciones competitivas a su programa. Por una parte, se divide la parte de documental en dos secciones: VIG-IN-DOC, en la que se proyectarán largos documentales, y SHORT-IN-DOC, en la que se proyectarán cortometrajes documentales.

Otra de las novedades del festival es el concurso de webseries online, donde "existe una fuerte competencia", según adelantó Jacobo Sutil, director de Agadic, una de las instituciones, junto al Ayuntamiento de Vigo, la Diputación de Pontevedra y Caixabank, que apoya el certamen. Se proyectarán docenas de cintas que giran en torno a un tema común, la inclusividad, muchas de las cuales vienen de triunfar en festivales internacionales como los de Sundance, Málaga o San Sebastián, o están avaladas por su participación en los Premios Goya.

Serán 28 proyecciones gratuitas y se llevarán a cabo en el Auditorio del Ayuntamiento de Vigo y en el Cine Salesianos, pero en esta ocasión los aforos estarán limitados y los espectadores separados para garantizar una forma segura de disfrutar de la cultura.

"Pretendemos ser un espejo de nuestra cultura al exterior y también un lugar de unión entre culturas", dijo Suárez, que garantizó que "los cinéfilos podrán disfrutar muchísimo", aunque también prometió la misma diversión para todos aquellos que disfrutan del cine sin necesidad de ser unos estudiosos del séptimo arte. El alcalde, por su parte, incidió en que el cine "es una parte importante de nuestra cultura que fue influenciando y marcando nuestra vida".