Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo, el puerto español que mejor resiste la caída en el tráfico de vehículos

El movimiento de coches en la terminal de Bouzas se redujo este año menos de un 10%, frente al 34% de la media nacional

en la terminal Ro-Ro. // R.G.

Vigo soporta mejor que cualquier otra puerto español el desplome generalizado en el tráfico de vehículos que se registra en los dos últimos años, especialmente agravado en la primera mitad de 2020 por los efectos de la pandemia, Con este sector como uno de los principales motores del recinto olívico, Vigo apura este ejercicio con una caída de estos tráficos de menos del 10%, frente a un descenso de la media nacional (con los datos de los ocho primeros puertos en este tipo de actividad) que llega al 34,3%. En Valencia, la bajada supera el 35% y roza el 46% en Barcelona mientras que Málaga hunde sus estadísticas con una pérdida de casi el 66%.

Los datos fueron divulgados ayer por la Asociación Española de Fabricantes de automóviles y Camiones (ANFAC), en la presentación de su informe de "Valoración de la Logística Marítimo-Portuaria" referido a 2019. El documento pone de manifiesto el peso del sector automovilístico en Vigo y el buen papel al respecto de su puerto, ya que "incrementa su valoración hasta alcanzar un 4 (sobre 5) de tal manera que pasa de la última posición que ocupó en 2018 a compartir con el puerto de Valencia la cuarta posición del ranking de puertos".

El documento se elaboró a partir de un cuestionario específico respondido por 16 empresas automovilísticas asociadas a ANFAC, la mitad con actividad industrial en España. Hace un análisis de las fortalezas y debilidades de las instalaciones de Barcelona, Málaga, Pasajes, Sagunto, Santander, Tarragona, Valencia y Vigo, que movieron el pasado año más de 2,84 millones de vehículos, un 88,7% del total que circuló por la red de Puertos del Estado.

En Vigo fueron 423.500 en 2019 y entre enero y agosto de este año la cifra llegó a 276.371. En esos mismos ocho meses del pasado ejercicio se transportaron 306.876 unidades en la terminal de Bouzas. Con muy escasas calificaciones negativas, ANFAC destaca especialmente "la subida en la valoración de la asignación de las zonas de depósito, pues pasa de un 4,1 a un 4,5 en tan solo un año". El informe dice que uno de "los indicadores que mejora su valoración es la gestión de los trámites aduaneros, pues alcanza un 4,8 sobre 5, siendo esta una de las más elevadas obtenidas por los puertos, solo por detrás de Sagunto". No obstante, como posible aspecto por mejorar en este indicador cita la implantación de manera homogénea y generalizada del "levante sin papeles". Añade el documento que "la valoración de los accesos por carretera cae una décima hasta el 4,8 debido a un mayor grado de retenciones en las inmediaciones del puerto que hacen que se ralentice la operativa. A pesar de ello sigue siendo considerado como muy satisfactoria".

La "agilidad en la gestión para asignación de zonas de depósito en las terminales" y la "flexibilidad en la disponibilidad de horarios no habituales" son dos de los apartados mejor valorados, pero en la otra cara de la moneda aparece la manipulación de los vehículos en la carga y descarga de barcos, "que disminuye su valoración hasta un 3,5 y continúa siendo el aspecto con mayor margen de mejora. Los fabricantes de vehículos destacan como aspectos fundamentales que se deben corregir la excesiva velocidad en la conducción, el cruce de vehículos entre operativas y el no respetar los estándares de calidad fijados por las marcas".

Intermodalidad tren-barco

En el acto de ayer de presentación del informe, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, acompañó al director general de ANFAC, José López-Tafall. Toledo apuntó que el transporte marítimo acapara el 45% de los movimientos de vehículos que se exportan e importan en España, pero apuntó que cada vez hay mayor conectividad ferroviaria, es decir, la intermodalidad entre tren y barco, una ventaja de la que carece el Puerto de Vigo y que aún lastra su actividad.

De hecho, la nota media de 4 puntos sobre 5 que obtiene el recinto olívico podría ser más alta de disponer de enlace ferroviaria, que se penaliza en el informe. El propio documento reseña que "el Puerto de Vigo no dispone de acceso ferroviario a las terminales de vehículos, aunque en algunos casos se utilice para llegar hasta Porriño, para posteriormente transportar los vehículos en tráiler hasta Bouzas. Esta circunstancia limita la utilización de este modo de transporte para llegar al Puerto". Todo ello agravado por el hecho de que un año más el ferrocarril continúa abriéndose paso en la intermodalidad del transporte de vehículos hacia o desde los puertos", pero todavía no en Vigo.

Compartir el artículo

stats