Nueva a agresión a un agente de la Policía Local de Vigo. Tras la ocurrida esta semana en un autobús de Vitrasa en el que un joven provocó un altercado y luego golpeó a un agente, la pasada madrugada no solo volvieron a pegar a un policía, sino que incluso intentaron arrebatarle su pistola.

Ocurrió en un conocido local de copas de la céntrica calle Joaquín Loriga. Los agentes fueron alertados por los dueños del local, que avisaron a la Policía Local de que había dos jóvenes molestando y amenazándoles.

Una vez en el lugar, sobre las 00:30 horas de la madrugada, los agentes observaron a dos varones que discutían con otro en la entrada al citado local, por lo que intercedieron en la disputa, separando a ambas partes.Los dos jóvenes, S.A.M., de 26 años; y P.A.N, resultaron ser los que increpaban al requiriente y dueño del local, quien relató a los agentes que ambos comenzaron a insultar y molestar al resto de clientes incumpliendo incluso las medidas de distanciamiento de seguridad por el coronavirus. Además, uno de ellos utilizaba incorrectamente la mascarilla al llevarla sujeta al cuello sin tapar la boca.Ataque a la policía

Los agentes trataron de entrevistarse con ambos individuos, los cuales se negaron a hablar sobre lo sucedido, limitándose a insultar y a amenazar a los dueños del local (requirente y esposa), por lo que los funcionarios solicitaron la documentación de ambos, negándose estos a ser identificados, por lo que les comunicaron que serian trasladados a las dependencias policiales a fin de proceder a su plena identificación.

El joven P.A.N, reaccionó de forma violenta avalanzandose sobre uno de los Policías, golpeando al funcionario, tratando de arrebatarle el arma, sin conseguirlo, (el arma reclamentaria permanece en su funda con un sistema de protección para evitar ser desenfundada por terceros), por tal motivo ambos agentes procedieron a reducirlo, ofreciendo éste una gran resistencia activa, tratando en todo momento librarse de los actuantes y evitar ser introducido en el vehículo policial tras ser detenido.