Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto quiere aplicar el cribado a las firmas pesqueras para blindar el suministro a la lonja

Plantea al millar de empresas que trabajan en sus instalaciones la participación en el sistema 'pooling' del Sergas | El primer barrido no halló positivos

Vista de las lonjas de altura y bajura del puerto de Vigo. // Marta G. Brea

Vista de las lonjas de altura y bajura del puerto de Vigo. // Marta G. Brea

Por su "exposición al público", la Autoridad Portuaria de Vigo decidió someter a su plantilla a un cribado para detectar posibles casos del nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. Lo ha hecho a través del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur (IISGS), con la misma técnica que desde agosto emplea el sector del motor en la ciudad para garantizar que esta libre de la infección Covid-19: el agrupamiento de muestras o pooling para el ahorro de tiempo y costes en la realización de pruebas PCRpooling. Ahora, anima a las empresas que trabajan en sus instalaciones, con más de 4.000 trabajadores, a que también se sumen a este sistema y, principalmente, a las del puerto pesquero con el objetivo de blindar este punto estratégico para Vigo y de dar una mayor seguridad a los consumidores.

De los 235 trabajadores de la Autoridad Portuaria, el 83% decidió participar en el cribado preventivo y voluntario con el laboratorio de pooling del Hospital Álvaro Cunqueiro. Todos arrojaron resultados negativos. Su presidente, Enrique López Veiga, informa de que se repetirá cada 15 días y se mantendrá a lo largo de toda la pandemia. "Nuestros trabajadores contactan con mucha gente, tenemos que cuidar de ellos y dar una garantía de que está bien", explica.

Le gustaría que esta seguridad se pudiera extender a todas las empresas que trabajan en sus instalaciones y, en especial, a las vinculadas al puerto pesquero. Son más de un millar de firmas con alrededor de 4.300 trabajadores entre comercializadores, armadoras y otras dedicadas a actividades diversas como pueden ser el transporte y logística. "No podemos obligar a las empresas usuarias a hacerlo, pero se lo recomiendo, sobre todo, a las que trabajan con productos de alimentación", explica López Veiga. Añade que les están animando a realizarlo con este sistema gestionado por el instituto Galicia Sur, dependiente del Sergas, porque han comprobado que es un método "fácil" y "eficaz". Pero que tampoco importaría que lo hicieran con otro.

Así, la institución portuaria ya ha tratado con la Consellería de Sanidade la posibilidad de extender la participación en el sistema de pooling de estas firmas. No solo lo considera una buena medida por el volumen de personas que coinciden en este centro de trabajo a diario, sino también por tratarse de un punto de comercialización de pescado, considerado básico dentro de la cadena de suministro alimentario de toda Galicia.

La lonja de Vigo es la segunda en la comunidad en descargas de pescado fresco, pero la primera en facturación. Y lidera el congelado. López Veiga señala que, aunque está "todo muy regulado" y no accede nadie "sin tarjeta", en este espacio cerrado confluye mucha gente. Por ello, llama a las empresas a "hacer este esfuerzo especial para ayudar al control de la pandemia". "Es una cosa de todos, de arrimar el hombro". Además, considera que "se daría una imagen de seguridad al cliente" que redundaría en beneficio de todos.

La pretensión es que se continúe por otro personal considerado esencial en la operativa portuaria, como pueden ser los servicios de manipulación de mercancía, el de practicaje, el de remolque o el del amarre. "Todos debemos poner un poquito para ayudar al esfuerzo que hace la Xunta y Sanidade por controlar la pandemia", opina.

Destaca la sencillez y comodidad de este sistema, por el que se reparten unos tubos a los trabajadores en los que deben depositar dos mililitros de saliva. Ellos mismos, con un código QR que lo identificará y que anonimizará sus datos durante el proceso, registrarán su muestra con el móvil. Luego la entregarán en su centro de trabajo y la empresa se encarga de hacerla llegar al Cunqueiro, donde el laboratorio pooling analizará las de 20 personas como si fueran una sola, ahorrando tiempo y costes. Se usa con baja incidencia de virus en la población porque es cuando se obtienen los mayores ahorros. Si diera positivo, habría que dividir de nuevo la muestra para localizar quién o quiénes de esos 20 está contagiado.

Aunque estos cribados aporten una seguridad a mayores, López Veiga destaca que el puerto "está muy bien protegido" frente al virus. "La prueba es que hemos resistido con éxito la primera oleada y hasta la fecha no hemos tenido mayores incidencias", apunta. Sí hubo algún falso positivo durante el confinamiento. "Lo que se hace es localizar los contactos y se aísla absolutamente lo necesario", explica.Dos positivos en PSA

El sistema de pooling es el que viene empleando el sector del motor desde el regreso de las vacaciones estivales para garantizar que se mantiene libre de virus y proteger la producción de posibles paros por cuarentenas. La planta de PSA-Vigo notificó la semana pasada otros dos positivos, en trabajadores de embutición y ferraje. Estos empleados se contagiaron fuera de las instalaciones y no acudieron al centro posteriormente y no fue necesario adoptar medidas extraordinarias en fábrica.

Compartir el artículo

stats