Portavoces de los grupos municipales y alcaldes del Partido Popular del área de Vigo se concentraron ayer en una dársena de la estación de autobuses para decirle al alcalde Abel Caballero que solo quieren un Área Metropolitana de Vigo con un transporte "igual para todos".

"¿Para qué queremos un área metropolitana si no somos capaces de ponernos de acuerdo siquiera en lo fundamental, que es el transporte de las personas que venimos a Vigo a trabajar, a crear empleo, a hacer Vigo?", se ha preguntado la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo.

Los populares interpretan de manera diametralmente opuesta a Caballero la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número uno de Vigo, que la semana pasada anuló la puesta en marcha del Área Metropolitana de Vigo porque el transporte urbano vigués no está integrado en el Plan de Transporte Metropolitano de la Xunta de Galicia.

Caballero subraya que la sentencia dice que eso es un imposible, como explica el propio fallo, porque el Plan de Transporte Metropolitano de la Xunta no existe, mientras que los populares creen que el fallo "es un nuevo revés para el alcalde, empeñado en una confrontación absurda y en perjudicar no solo a los vecinos del área metropolitana sino también a los vecinos de Vigo", según ha dicho el portavoz del PP en Vigo, Alfonso Marnotes.

Para Marnotes, el argumento de Caballero de que no está dispuesto a que los vecinos de Vigo paguen el transporte urbano a los de fuera "es rancio, es cutre y además es mentira", como demuestra que el Ayuntamiento lleve tiempo financiando a líneas aéreas para "traer a pasajeros de fuera a la ciudad".