La Consellería de Medio Ambiente envió al Concello de Vigo la resolución por la que se formula el documento de alcance del estudio ambiental estratégico del nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de la ciudad olívica. Tras este trámite, y después de que también se hubiera trasladado al ente local el informe del análisis urbanístico del borrador del PXOM, el próximo paso es que la administración municipal viguesa remita al órgano ambiental el expediente completo de evaluación ambiental estratégica para que formule la declaración correspondiente.

Ese expediente deberá contener la propuesta final del PXOM y el estudio ambiental estratégico, el informe de participación pública y consultas -incluyendo las administraciones consultadas y personas interesadas-, y un resumen de cómo se integran en la propuesta final los aspectos ambientales, la adecuación al documento de alcance, el resultado de las consultas, etc.

El Concello de Vigo aprobó a finales de 2007 un Plan Xeral de Ordenación Municipal que el alcalde elogió por estar "blindado jurídicamente" y por la introducción de un mayor porcentaje de vivienda protegida. Sin embargo, el Tribunal Supremo anuló el planeamiento a finales de 2015, lo que obligó a recuperar el obsoleto Plan de 1993.

La Ley Vigo: PSA e Ifevi

Para salvar el bloqueo urbanístico de la mayor ciudad de Galicia, la Xunta aprobó una ley (3/2016, más conocida como Ley Vigo) que permitió durante los últimos años el desarrollo de proyectos de interés público -como la ampliación de PSA, la ampliación del Instituto Ferial de la ciudad, o la construcción del complejo intermodal de la estación de Urzáiz-. Asimismo, la administración impulsó una ley de medidas provisionales para permitir el desarrollo de zonas que ya estaban en tramitación urbanística.