Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Camino de Comesaña

Los 93 de Bernardo. Cumplió 93 años y quiso celebrarlo con su familia, los hijos profesores de música que desde el Tánger de nacimiento emigraron con él a Venezuela a sus 32 años y luego a Vigo a sus 76,  y la que encontró en Vigo desde que a su puerta llamó el amor, nunca tardío.  Bernardo Quiñones, músico y poeta liberado por la edad de sus muchos años de trabajo, dijo en la mesa: "Hoy soy un año más viejo, pero algo más sabio y sensible; dejo por tanto un cachito de gratitud a mis amigos, un gran cariño a mi familia y mucho amor a mi chavala, la nueva compañera de mi vida. Uno es viejo cuando comienza a actuar como viejo, cuando deja de aprender, cuando pierde la ilusión. Viejo es el mar y se agiganta, viejo el sol y nos calienta, vieja es la luna y nos alumbra,  vieja es la tierra y nos da vida, viejo es el amor y nos alienta. En este momento de mi vida no quiero casi nada, tan solo la ternura de un amor que me cobije, unas cuantas carcajadas, unas palabras de cariño antes de irme a la cama y, si fuera posible,  un árbol al otro lado de mi ventana con un pedazo de cielo al que asome la luz de las estrellas. He sido árbol de vida y he dado frutos que son mis hijos, y espero que les llegue la tarde como a mí, sin achaques. ¿Hay algo más hermoso en la vida que la familia?

Los 93 de Bernardo. Cumplió 93 años y quiso celebrarlo con su familia, los hijos profesores de música que desde el Tánger de nacimiento emigraron con él a Venezuela a sus 32 años y luego a Vigo a sus 76, y la que encontró en Vigo desde que a su puerta llamó el amor, nunca tardío. Bernardo Quiñones, músico y poeta liberado por la edad de sus muchos años de trabajo, dijo en la mesa: "Hoy soy un año más viejo, pero algo más sabio y sensible; dejo por tanto un cachito de gratitud a mis amigos, un gran cariño a mi familia y mucho amor a mi chavala, la nueva compañera de mi vida. Uno es viejo cuando comienza a actuar como viejo, cuando deja de aprender, cuando pierde la ilusión. Viejo es el mar y se agiganta, viejo el sol y nos calienta, vieja es la luna y nos alumbra, vieja es la tierra y nos da vida, viejo es el amor y nos alienta. En este momento de mi vida no quiero casi nada, tan solo la ternura de un amor que me cobije, unas cuantas carcajadas, unas palabras de cariño antes de irme a la cama y, si fuera posible, un árbol al otro lado de mi ventana con un pedazo de cielo al que asome la luz de las estrellas. He sido árbol de vida y he dado frutos que son mis hijos, y espero que les llegue la tarde como a mí, sin achaques. ¿Hay algo más hermoso en la vida que la familia?

Empiezo a escribir hoy oyendo a Julia de Castro, cantante muy especial como especial fue y es nuestro Alberto Comesaña. Lo traigo aquí a todos los que lo habéis disfrutado en su versión Semen Up o en las posteriores para daros una primicia que me confió ayer muy de mañanita: habrá un reencuentro en Amistades Peligrosas con Cristina del Valle para celebrar su 30 aniversario, con un tema inédito que ya tienen grabado. Palabra de Dios. Alberto acaba de hacer el Camino de Santiago en bici, saliendo desde su casa en Boadilla del Monte, donde vive hace mucho con su mujer, Poli Pérez y sus cuatro hijos . Enlazó con Cercedilla, cruzó Navacerrada, Segovia, Coca, Sahagún, León... así 14 días a razón de unos 70 kms por día cargado de alforjas para bici, saco... para hacer parada en los albergues del camino, semivacíos por cierto. No es que haya recuperado la fe, no, es que estaba hasta el gorro de este virus que solo le permitió hacer una de las 50 galas que tenía programadas en verano con el Pop Tour, y decidió cumplir con la promesa que se hizo a sí mismo cuando hizo un disco con el Xacobeo, "Jacobsland". Ya había hecho con su mujer a puro pinrel una parte del Camino, desde Sarria, pero su compromiso era hacerlo solo.

Eligio: 1920-2020

Aviso. Pronto saldrá el libro por excelencia de la taberna de más rica historia de Vigo, coordinado por Bieito Ledo. Llevará por título "Eligio: 1920-2020" y se nutrirá de firmas conocidas incluida las de más de un presidente de la Real Academia Gallega , literatos, periodistas... No faltarán fotos de tan larga etapa aunque todavía es posible añadir alguna más de quienes tengáis alguna significativa y queráis dejarla a Poldo Celard, el actual timonel del Eligio.

Compartir el artículo

stats