Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así será el nuevo ascensor urbano de Vigo entre O Berbés y el Barrio do Cura

El gobierno local convocará un pleno extraordinario a mediados de mes para validar provisionalmente la modificación urbanística tras recibir el "ok" de todos los informes | En octubre, luz verde definitiva al proyecto de La Panificadora

Recreación virtual del ascensor que conectará la plaza de O Berbés y Barrio do Cura.

Recreación virtual del ascensor que conectará la plaza de O Berbés y Barrio do Cura. // FdV

Ayer -el ayer más reciente- fue una zona en declive, céntrica, pero decadente; hoy es un solar prácticamente despejado tras el derribo de las viejas edificaciones, salvo la fachada de la iglesia del antiguo asilo; mañana será un barrio nuevo que dé cabida a casi 400 viviendas, zonas verdes, un ascensor que lo integre verticalmente con O Berbés y una red de viales con un túnel desde Porta do Sol a Torrecedeira.

Esa es la hoja de ruta prevista para el nuevo Barrio do Cura, de cuyo desarrollo se encargará Autonomy Global Opportunities con Gestilar como brazo. Un proyecto "excepcional", como lo define Abel Caballero. Antes, sin embargo, deberá encajar en el plano urbanístico, algo en lo que sigue trabajando el Ayuntamiento. El ejecutivo municipal convocará a mediados de septiembre un pleno extraordinario para aprobar de forma provisional la modificación puntual del PXOM que dará salida a la iniciativa, tras la aprobación inicial hace un año. Lo hará después de recibir el dictamen favorable de todos los informes sectoriales: el más reciente, el enviado por Aviación Civil. Solo falta el visto bueno del informe de Costas, aunque desde Praza do Rei lo dan por descontado. El camino hacia la aprobación definitiva, tercer y último paso, llegará a continuación, para lo cual tampoco el Concello atisba escollos. "No esperamos absolutamente ninguna dificultad", zanja el alcalde.

De lo que también está al tanto el Ayuntamiento es de una mejora de la conectividad del nuevo ámbito residencial, en particular, con la zona vecina de O Berbés. ¿Cómo? Con una solución que ya es marca Vigo: un ascensor. La administración municipal ya tiene sobre su mesa el diseño del elevador, a los que ha tenido acceso FARO. La entrada se emplazará a la altura del número 25 de la calle San Francisco, en plena Praza de O Berbés, pero no será directa, sino que habrá recorrer un pasadizo de unos metros hasta poder tomarlo. Desde ahí se accederá al ascensor, superando el desnivel del talud. "Esto es lo más notable", reseña Caballero, "la integración vertical de Vigo ya significa que coges un ascensor y estás en Barrio do Cura y Paseo de Alfonso inmediatamente". El proyecto lo financiará la promotora del ámbito.

En mayo Patrimonio consideró que el plan urbanístico estaba "fuera del marco legal" e instó a desligarlo de la zona BIC del Casco Vello, entre otras correcciones. La lectura de Caballero fue que el informe era "favorable".

Mientras, el pasado de Barrio do Cura es ya escombro. En enero los trabajos se encontraban al 85% a falta de demoler unas construcciones en Santa Marta. En pie se ha mantenido siempre la fachada del templo del antiguo asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, que se someterá a una restauración.

La Panificadora

La PanificadoraLos planes en Barrio do Cura coinciden con una recuperación que transcurre desde Berbés (nueva sede del Rectorado de la Universidad, albergue de peregrinos) hasta las faldas del Castro. Singular es la de La Panificadora, de la que se encargará Zona Franca. El Ayuntamiento prevé aprobar la modificación puntual del PXOM -en este caso, de manera definitiva- en octubre, a falta de un informe vinculante y preceptivo de la Xunta. A partir de ese momento podrán acometerse la fase de expropiaciones: será el Concello quien las ejecute, pero el Consorcio pilotado por David Regades quien las financie. "No le costará ni un céntimo" a las finanzas municipales, resalta Caballero. Hasta la fecha los titulares de la propiedad no han cerrado un acuerdo sobre las condiciones de la cesión de la vieja factoría, así que la previsión es que las expropiaciones se realicen como una única parcela "indivisa".

La idea trazada para remozar el antiguo complejo de Falperra -en la actualidad destartalado- es albergar allí un centro gastronómico de referencia con restaurante, un área de deporte dotado de piscina, espacio para la salud o un coworking, según el convenio que ultimaban el Concello y Zona Franca en 2019.

El deseo de Praza do Rei es que el proyecto coja velocidad de crucero en este mandato, un siglo después de que La Panificadora, joya industrial del país, encendiera sus motores. El mismo cronograma se maneja en Barrio do Cura. "Vamos a tener obra en los dos sitios sin ninguna duda en este mandato. Esto es histórico", sentencia Caballero.

Entretanto, continuará su andadura la construcción del túnel entre Porta do Sol y Torrecedeira por Paseo de Alfonso. Finalizada ya la colocación de los testigos en las casas -para monitorizar su afección-, los trabajos se reanudarán a pie de obra en semanas. El Concello ha modificado el proyecto para extender la salida inicialmente concebida en Elduayen (al pie del Olivo) hasta Torrecedeira, donde se conectará con la nueva red de viales de Barrio do Cura.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats