30 de agosto de 2020
30.08.2020
Faro de Vigo

Una temporada sin grandes orquestas

La Real Filharmonía reducirá su número de músicos y la Sinfónica de Galicia vendrá con grupos de cámara - Amigos de la Ópera hará galas dramatizadas

30.08.2020 | 01:38
Una temporada sin grandes orquestas

Las asociaciones de melómanos de música clásica de la ciudad perciben el deseo del público por volver al teatro, pero de hacerlo con seguridad. La Sociedad Filarmónica y la Asociación Amigos de la Ópera no quieren defraudar a sus socios y no han renunciado a programar esta temporada. Eso sí, serán "peculiares". Más íntimas, menos sinfónicas.

Las grandes orquestas profesionales gallegas, la Sinfónica de Galicia (OSG) y la Real Filharmonía (RFG) actuarán en la ciudad dentro de la programación conjunta de la Sociedad Filarmónica de Vigo y Afundación. Ofrecerán un número similar de conciertos que en anteriores temporadas, pero lo harán en otro formato. La agrupación con base en la ciudad de A Coruña vendrá a Vigo en unas cinco ocasiones con grupos de cámara amplios. La que tiene sede en Santiago de Compostela tocará en otras ocho y lo hará como orquesta pero con un número músicos menor de lo habitual.

Se prevé que las dos agrupaciones cofinanciadas por la Xunta presenten sus programaciones para esta atípica temporada en septiembre, cuando lo habitual es que lo hubieran hecho ya en julio.

La Sociedad Filarmónica completará el abono de sus socios con otros diez conciertos de cámara, que arrancarán con uno de piano. Su secretaria, Nieves García Soto, explica que para estas citas han intentado contratar a intérpretes de Galicia para evitar problemas de desplazamientos o de devolución de importes de vuelos por si empeorara la situación epidemiológica y volvieran a aumentar las restricciones a la movilidad.

Por la experiencia festival que se está celebrando en la iglesia San Martín de Barcia de Mera, en Covelo, y en cuya organización también participa, Nieves percibe que la gente "está deseosa de volver "a los conciertos. "Se nos ha quedado gente fuera todos los días", resalta. "Hay mucho interés en ir al teatro, pero con seguridad", añade y sostiene que con esta experiencia estival están demostrando que es posible celebrar estas cotas respetando las medidas de seguridad: "Todos entran y salen en orden, con separación y siempre con mascarilla". Admite que en la Filarmónica se han dado de baja una treintena de personas mayores por la pandemia.

En el Teatro Afundación la separación también será posible ya que de las 940 butacas, entre socios de la Filarmónica y el propio bono de clásica de Afundación, rondan el medio millar. Las salas estarán compartimentadas.

La Asociación de Amigos de la Ópera ya tenía su Otoño Lírico planificado cuando sobrevino la pandemia. Su director artístico, Daniel Diz Portela, explica que estaban previstas dos óperas que han tenido que anular.

Aunque las administraciones mantienen su respaldo y este supone alrededor de la mitad del presupuesto que necesitan, la otra mitad sale de la taquilla. Las limitaciones de aforo no les iba a permitir reunir lo necesario para sufragar estas producciones. Pero los económicos no son los únicos motivos. Tampoco podrían meter una orquesta con 58 músicos en el foso por motivos de espacio al tener que respetar la distancia de seguridad. Y las gradas con grandes agrupaciones corales tampoco son viables.

De ahí que optaran por organizar dos galas dramatizadas con los cantantes principales contratados para las óperas suspendidas. Les acompañarán 15 músicos.

Se mantienen las actividades complementarias, con la proyección de óperas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Liposucción: belleza, salud y confianza

El doctor Jorge Novoa aborda las claves de la "mejor técnica para modelar nuestro cuerpo"

FaroEduca