Un vigués de 47 años con una orden de alejamiento sobre su expareja fue detenido por la Policía tras aporrear la puerta del domicilio de la mujer "para disculparse".

Los hechos tuvieron lugar a la una y media de la madrugada del jueves, cuando la mujer, de 39 años, requirió presencia policial porque al otro lado de la puerta estaba su expareja.

Los agentes desplazados se entrevistaron con la mujer, que estaba acompañada de su actual pareja, y ambos manifestaron que el hombre había estado aporreando la puerta pero que ya se había marchado.

Los agentes localizaron al detenido, que reconoció haber acudido a la vivienda "para disculparse". Tras identificarlo y constatar que sobre él pesaba una orden de alejamiento de la mujer y de su actual pareja emitida por el Juzgado de Instrucción Número 5 de Vigo, los agentes procedieron a su detención como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena.