Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas inicia hoy en Vigo el cribado entre 7.500 profesores

Citará a 400 docentes al día mediante SMS para un test serológico en el Meixoeiro | Recibirán el resultado en el mismo momento

Test serológico en un centro de la provincia. // J. Bernabé

Cada dos minutos, un profesor cruzará la puerta principal del Hospital Meixoeiro, desde hoy y hasta el 15 de septiembre, incluidos sábados y domingos. El Servicio Galego de Saúde (Sergas) inicia hoy el cribado para detectar pacientes asintomáticos con la infección Covid-19 entre el personal docente de los centros públicos y concertados de Infantil, Primaria y Secundaria del área sanitaria viguesa al objeto de contribuir a un inicio más seguro del curso escolar. Cada día, durante los próximos 19, serán citados cuatrocientos profesionales para realizarse test serológicos. En total, son casi 7.500 personas.

El Sergas citará a los docentes mediante mensajes SMS. Deberán dirigirse al Meixoeiro, en donde se ha habilitado un espacio contiguo al hall para estas tareas. Se aprovechan las instalaciones de la antigua unidad de mama -que se trasladó a una nueva ubicación a principios de año-, que están a la derecha, tras atravesar la entrada principal. Allí, dos enfermeras por turno realizarán las pruebas a los profesores. Doscientos por la mañana y otros tantos por la tarde.

Se trata de test serológicos de doble banda. Se realiza un pequeño pinchazo en el dedo y con la gota de sangre resultante se empapa una tira reactiva. Esta prueba no busca ADN del virus, como hacen las PCR, sino los anticuerpos que el organismo genera para hacer frente a la infección. Rastrea dos tipos: la inmunoglobulina M (IgM), que indica que el paciente está en plena fase activa, y la inmunoglobulina G (IgG), que apunta a que ya la habría superado. Los profesores recibirán el resultado allí, a los pocos minutos y, si diera positivo, se le harán más pruebas y se le indicarán los pasos a seguir.

El objetivo es que ningún profesional se incorpore a su centro educativo sin tener el test hecho en los últimos 15 días, lo que obliga a acompasar muy bien los tiempos. El primero en empezar el curso, el próximo 1 de septiembre, es el personal de las escuelas infantiles. Se incluye a todos los centros que reciban fondos públicos, como los destinados a sufragar la gratuidad del segundo hijo. Son unos 2.300 trabajadores que se cribarán en seis días. Luego irán los de Primaria, que comienzan el día 10 y, por último, los de Secundaria, que estrenan aulas el 16.

Compartir el artículo

stats